Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

¿Cuál es la especie animal "más valiosa del mundo"?


Es la abeja. O al menos ese fue el resultado de un debate científico y también lúdico celebrado en la Royal Geographical Society de Londres. Anecdótica o no, la decisión estuvo sólidamente fundada.

Tuvo mucho que ver la decisiva aportación de las abejas a nuestra capacidad de alimentarnos. Se calcula que el 80 % de los cultivos alimenticios dependen de la polinización de las abejas. Es decir, de su tarea transportando el polen desde la parte masculina de una flor a la femenina, imprescindible para la aparición del fruto. A lo largo de su vida, este incansable animal visita 200.000 flores para polinizarlas.

Entonces, ¿qué pasaría si de repente desapareciesen todas las abejas? No se trata solamente de un supuesto, sino de una amenaza que ha atemorizado a apicultores y agricultores de todo el mundo en los últimos años.

El llamado síndrome de despoblamiento de las colonias es una realidad conocida desde hace décadas y que, según un informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP), se ha acelerado en los últimos años, afectando de forma especial a países como España.

Las principales causas del problema, aunque continúan en estudio, son el uso agrícola de pesticidas para el control de plagas, la incidencia de virus y también el efecto del cambio climático, que entre otros factores provoca cambios en los periodos de floración que dificultan el trabajo de las abejas. En definitiva, como constata el trabajo de UNEP, pese al regalo que supone la existencia de estos vistosos insectos, “la polinización no es un servicio gratuito, sino que también requiere de inversión y apoyo para su protección y sostenibilidad”.

Más allá de la miel

Dadas las presiones de todo tipo que soportan las abejas, el papel de la apicultura es esencial, y no solamente, como se ha visto, para obtener la preciada miel y otros productos como la cera. En este sentido, la apicultura ecológica realiza una aportación particularmente positiva. Proyectos de esta naturaleza como Abella Lupa SAT, recientemente galardonada con la Mención Especial de los Premios Red emprendeverde 2012 a la “iniciativa empresarial que realiza una contribución significativa a la protección de la biodiversidad”, van  más allá.

Alejandro Cendón, presidente de esta empresa pontevedresa, explica que “en apicultura ecológica se tratan las enfermedades con productos naturales” y que las colmenas deben estar en un lugar donde “en un radio de 3 kilómetros a la redonda no haya ningún tipo de contaminación”. Respecto al síndrome que afecta a millones de abejas en todo el mundo, Cendón está convencido de que resultan críticos “los pesticidas neurotóxicos, que afectan al sistema nervioso de las abejas, las desorientan y hacen que no vuelvan a las colmenas”.

Por otro lado, conscientes de la necesidad de promover una labor tan poco conocida como la de las abejas, desde Abella Lupa también realizan actividades de educación ambiental que ponen en valor el patrimonio natural y cultural de la apicultura.

Otro interesante ejemplo de apicultura ecológica, en este caso en alta montaña, es la iniciativa de Marciano Casillas Jiménez en la Sierra de Gredos que, entre otros, se propone contribuir al mantenimiento de la biodiversidad de este parque regional entre Ávila y Madrid. Como el proyecto de Pontevedra, la actividad apícola en la Sierra de Gredos cuenta con financiación de Triodos Bank, especializado en el sector de la alimentación ecológica.

Abejas en la ciudad

La creciente alarma producida en los últimos años respecto al declive de las abejas, ha animado originales iniciativas para estimular la apicultura en todo el mundo. Una de ellas, la habilitación de panales en lugares insospechados, como azoteas de edificios en medio de las ciudades, como en este caso de Tokio.

En los espacios urbanos, estos valiosos insectos no se libran de la contaminación del tráfico, pero sí de insecticidas y pesticidas, como defienden desde iniciativas similares en Reino Unido. ¿Conoce otra iniciativa ciudadana relacionada con la promoción de la apicultura y quiere darla a conocer en los comentarios?


¿Qué opinas sobre "¿Cuál es la especie animal "más valiosa del mundo"?"?

Introduce un comentario

Por favor, introduzca su nombre

+ Mostrar los 10 comentarios

Alfonso Domingo Manrique Hace 8 años

Muy buen artículo, excepto por el horrible título y el comienzo. Que la contribución de las abejas a mantener un ecosistema como el que nos sostiene a los humanos sea la más obvia es independiente de que realmente sea la especie que más contribuye a ello (no hay forma rigurosa de comprobar la incidencia indirecta y menos obvia de todas las especies, ni siquiera de acercarse a ello). Por otra parte, que una especie nos beneficie directamente a los humanos ni quita ni pone a su supuesto “valor medioambiental”. Supuestamente, el asfalto beneficia a los humanos, y dudo del impacto positivo mediambiental que eso tiene…

Con todo, slavando este apunte, enhorabuena, tanto por lo que aquí se cuenta como por vuestra labor. Saludos.

Respondiendo a Alfonso Domingo Manrique
Vicente Hervás Escribano Hace 8 años

 Bueno un titulo desenfadado, una referencia para documentar y unos datos significativos que se hablan en un debate “cientifico-ludico”   no creo que merezcan critica .Para mi muy importante la labor que  realizan las abejas . Lo mas importante es la informacion para  saber actuar y concienciar. Muchas gracias.

Respondiendo a Alfonso Domingo Manrique
Ignacio Tielas Hace 8 años

Supuestamente… el asfalto no es una especie, ya que estamos con “argumentos” reduccionistas y reinterpretativos. Las abejas sin embargo si que parece que inciden “directamente” en la reproducción de la flora.

Respondiendo a Alfonso Domingo Manrique
Alfonso Domingo Manrique Hace 8 años

 En respuesta a Vicente y a Ignacio (gracias por los comentarios): era sólo una puntualización al artículo, al que aplaudo en lo demás, pero no me parece trivial: evaluar lo valioso que es algo (sea una especie o sea un producto artificial como el asfalto) en datos como, por ejemplo, “se calcula que el 80 % de los cultivos alimenticios dependen de la polinización de las abejas”, revela la visión que subyace en nosotros (y que es la que critico): calificar el valor de algo ligado al beneficio que eso tiene para los humanos, incluso, más allá, el beneficio que tiene para apoyar nuestra forma actual de vida.Puede dudarse de que aquí subyazca tal visión del mundo. Es interesante, creo, notar que si no se diera por hecho que ésa es la imagen que subyace, se puntualizaría explícitamente en los artículos que se publican (éste es sólo un ejemplo), con comentarios tipo “es la especie que más beneficia a las personas”, en vez de “es la especie más valiosa”. En realidad, y por supuesto es sólo mi opinión, este artículo sólo peca en no considerar relevante matizarlo. Pero a mí me parece importante hacerlo, porque creo que es una muy importante causa de que el mundo vaya como va.

TRASMONTE Hace 8 años

A las causas oficiales de la debilidad actual de las abejas y su alta mortandad hay que añadir varias otras.
Por una lado está la manera de hacer venida con la revolución industrial aplicada al campo. El afán por aplicar procesos estandarizados y meter mano a la evolución natural nos llevó hace algo más de cien años por un lado a definir las dimensiones de la colmena basándonos en tamaños de tabla estándar americanos y por otro a aumentar el tamaño de la abeja con la idea de que así la cosecha sería mayor.
Esta abeja grande es como un monstruo de feria, forzudo pero torpe y débil. Ya no es capaz de mantener a raya a la Varroa, un parásito de toda la vida que se ha convertido recientemente en plaga para las abejas.
Tantos años de tamaño antinatural, medicamentos, alimentación con jarabe de azúcar blanco, movimiento de los panales sin criterio de orientación, sobreexplotación por parte de sus queridos apicultores (de buena fé la mayoría), unido a las razones que aparecen en el artículo, así como a la poca diversidad biológica imperante ahora en los campos, han llevado a la abeja actual a un punto de debilidad tal que no aguanta.
Los apicultores estamos manteniendo enfermos crónicos con comida basura y medicamentos debilitantes.
Solución: volver a las abejas a su tamaño natural, el que tenían antes de que se nos ocurriese que éramos más sabios que ellas y pensásemos que no habían sabido evolucionar bien.
¿Viable?: Perfectamente, Ed y Dee Lusby fueron pioneros en los EEUU con gran éxito, colmenas fuertes, abejas fuertes, buenas cosechas, y ninguna necesidad de meterles químicos en el cuerpo. Aquí en España cabe destacar el trabajo de Stephan Braun en la isla de La Palma.
Yo personalmente ando metido en volver mis abejas a su tamaño natural. Trabajoso pero es la solución a todos los problemas que tienen. De esa manera pueden defenderse por si mismas de la mierda de ambiente con las que las solemos obsequiar.
¡Saludos!

Agricultura ecológica: preguntas y respuestas « Somos Triodos | Blog Triodos Bank Hace 7 años

[…] u otros productos agresivos evita la disminución de especies silvestres y auxiliares como las abejas, claves para la polinización y, por lo tanto, para la producción de […]

No más animales en la lista roja | Blog Somos Triodos Hace 7 años

[…] a la biodiversidad. También a la economía, como ocurre en el caso de la abeja, que algunos llaman “la especie más valiosa del mundo”. O al bienestar social, como los animales que acompañan a personas en situaciones difíciles. […]

Insectos que son esenciales para nuestra vida | Blog Somos Triodos Hace 6 años

[…] Es difícil de imaginarlo al abrir la nevera, pero buena parte de los alimentos que vemos dependen de la existencia de múltiples especies de insectos. Las abejas y otros polinizadores hacen posible que los cultivos den el fruto deseado, hasta el punto que su actual disminución ha alertado a los científicos. […]

Salomon Rivas Panduro. Hace 4 años

Totalmente de acuerdo. No existe duda alguna respecto al valor en la naturaleza de estos insectos.

Agricultura Ecológica: preguntas y respuestas. | Blog de AGROBETA.com Hace 1 año

[…] otros productos agresivos evita la disminución de especies silvestres y auxiliares como las abejas, claves para la polinización y, por lo tanto, para la producción de […]


+ Mostrar los 10 comentarios