Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Un laboratorio de escritura creativa

“Toc, toc. ¿Es ahí donde se realizan cursos de escritura creativa? Es que miren, tengo una idea, pero no sé cómo trasladarla al papel…”.

Decorando el Laboratori de Lletres (Triodos Bank)
La anterior es la frase más repetida por los alumnos que se acercan a Laboratori de Lletres, en Barcelona, o los que hablan con los impulsores de esta iniciativa desde la distancia para iniciar algún programa online. Y ocurre sobre todo en septiembre y en enero. “Tenemos el calendario mental de la escuela. Y luego, a principios de año, llega la gente con los nuevos propósitos”, comenta Laia Terrón, una de las promotoras y antigua profesora de matemáticas, que avisa al lector: “Tenemos descuentos para clientes de banca ética”.


“Un montón de palabras cogiditas de un papel”

Desde jóvenes de 15 años hasta jubilados que buscan “escribir sus memorias”, el universo de personas que acuden al local de este proyecto es variado en edad pero no tanto en cuanto a inquietudes.

“Resulta muy habitual que aparezca alguien y te diga que desde pequeño escribe y que incluso ganó concursos en el colegio. En realidad, viene gente con ideas en la cabeza que no quiere que se le escapen”, añade Laia que junto a su socia, también Laia, Laia Fàbregas y procedente de Bellas Artes, regenta esta escuela de escritura financiada por Triodos Bank. “Apuntarse al Laboratori de Lletres es como ir al gimnasio de la comunicación: aquel que completa uno de los cursos redacta mejor, pero también habla mejor y es más consciente de lo de lee”, asevera la responsable.

Laboratori de Lletres-Triodos Bank

De aprendices a editados

Para medir exactamente los resultados de esta última opción habrá que esperar, pero alguno de los aprendices a escritor ya ha publicado. Es el ejemplo de Hipólito Valente (pseudónimo), que acaba de pasar por el laboratori con ejemplares de su La librería de los cuentos evanescentes.

“Entran con sus copias, nos cuentan, nos las enseñan y se nos cae alguna que otra lágrima”, asegura la emprendedora, que aconseja al principiante: “El primer pilar para empezar a escribir es leer mucho, dejarse llevar por la lectura, meterse en la historia sin perderse en un análisis profundo pero sí fijándose en cómo está escrito el libro de manera general”.

Para un autor neófito, encontrar editor es siempre una tarea ardua y emocionante. El profesional que adopte su texto le ayudará a darle el último toque a su creación y prepararla para su publicación. En Laboratori de Lletres guían a sus alumnos en la búsqueda.

Dependiendo del tipo de texto el escritor se puede topar, por ejemplo, con Kalandraka, altamente especializada en la literatura infantil y juvenil pero con una ventana hacia el público general con su Factoría K. Si hablamos de novela, Diego Marín, en Murcia, podría tener mucho que decir. Regenta cuatro librerías y una editora en una vida dedicada al libro, Medalla al Mérito en el trabajo incluida. Ambos proyectos tienen en común su pasión por la literatura y su elección de Triodos Bank como entidad financiera.

Tinta fresca en la estantería…

Librería ANTI, financiada por banca éticaCuando los ejemplares salen de imprenta, aún oliendo a tinta fresca, la librería es el destino. También en este punto la especialización es enorme. Librería ANTI, en Bilbao, promueve en sus estantes el pensamiento crítico y alternativo desde áreas como el arte, la narrativa y el diseño entre otras. Para aquel que haya elegido el mundo del viaje, la barcelonesa librería Altaïr se convierte en un referente. Es la mayor de Europa en su género y edita una revista homónima de prestigio nacional e internacional.

Por su lado, las autoras o la temática feminista siempre podrán encontrar un hueco en Relatoras, una cooperativa montada por cuatro mujeres con un establecimiento en Sevilla y tienda online que, además, organiza talleres y también diferentes cursos. Estos son solo algunos ejemplos de profesionales que apuestan por la comercialización de literatura como modo de vida y por la banca ética como acompañante.

… y en la pequeña pantalla

Puede ocurrir que todo vaya perfecto, las ventas se disparen y la crítica alabe la obra de forma generalizada. Es posible que Página 2, Triodos Bank entonces alguien de la productora Goroka se ponga en contacto con este autor para que acuda al plató de Página Dos. El programa ha alcanzado el rango de espacio “bandera” de La 2 de RTVE. Cada semana, su presentador Óscar López analiza la actualidad literaria y editorial a través de un lenguaje y un desarrollo ameno, ágil y divulgativo.

Por Página Dos han pasado creadores como José Saramago, James Ellroy, David Grossman, Paul Auster, Mario Vargas Llosa, John Irving, Elvira Lindo, Javier Marías, Umberto Eco, Ana María Matute o Almudena Grandes entre otros muchos. Quién sabe, el próximo autor invitado puede haber salido de algún laboratorio de letras.

¿Alguna idea en busca de papel?