Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Tres huertos escolares ejemplares

Bienvenidos a un aula al aire libre. Y a un laboratorio de ciencias capaz de convertirse en un taller de cocina saludable. O en un espacio para conectar la escuela con la realidad social del entorno.

Las 10 razones para empezar un huerto escolar ecológico que compartíamos en primavera se han quedado muy cortas tras conocer las experiencias directas de 157 proyectos en marcha en nuestro país. Es el número de centros educativos que han participado en el I Premio Huertos Escolares Ecológicos, cuyos galardones entregan este domingo la Asociación Vida Sana y la Fundación Triodos en BioCultura Madrid.

huerto escolar Girona

Alumnos del Col·legi Maristes de Girona, reconocido en el I Premio Huertos Escolares Ecológicos

Destacamos aspectos singulares de algunos proyectos premiados y cómo, gracias a la cooperación entre profesores, alumnos y familias, han sido capaces de crear auténticos oasis de pedagogía y valores.


1) Un huerto con sentido y sensibilidad

huertos escolares ecológicos

Taller artístico en el CEIP Rosa dels Vents, en Mallorca

“El arte puede ser una herramienta poderosa para enseñar a pensar, además de enriquecer las emociones, algo básico para el aprendizaje y para ser feliz”, defienden desde el CEIP Rosa dels Vents, en Colònia de Sant Pere (Mallorca), ganador del primer premio en la categoría de Educación Infantil.

La escuela ha ligado su proyecto de huerto escolar a talleres artísticos para desarrollar la creatividad así como la sensibilidad en “una ética ecológica desde el principio”.

talleres cocina huerto

Con las manos en la masa por una alimentación saludable

Desde su “jardín de los sentidos”, como denominan su proyecto de huerto escolar, se originan actividades que van desde la observación directa de la naturaleza, estimulando la curiosidad y el espíritu crítico, a talleres de expresión oral.

Además, no todas ellas van dirigidas solo a los alumnos, sino que en algunas como la “escuela de padres” estos aprender a cocinar de forma más saludable con alimentos del huerto… y hacen piña con los padres de origen extranjero para facilitar su integración, ayudándoles a aprender el catalán, lengua local.

 2) Un huerto con ciencia y conciencia

huertos escolares Murcia

Experimento para comprobar que las plantas buscan la luz

“Hemos aprovechado la experiencia directa para desarrollar la capacidad reflexiva de los niños, que actúan en el huerto como pequeños científicos“, explican desde el CP Cervantes, en Molina del Segura (Murcia).

En su proyecto “El bancalico de Cervantes”, reconocido con el primer premio en categoría de Primaria, los alumnos conocen en vivo y a través de experimentos cómo funciona la naturaleza.

El huerto también es una oportunidad para enseñar aspectos históricos, como los avances tecnológicos que aportó la cultura árabe a la agricultura, y sociales, porque “muchos chicos de la zona no conocen la vida tradicional de su entorno, en plena huerta murciana“.

Huerto escolar ecológico Murcia

Alumnos toman notas sobre el modo de plantación del tomate en el CP Cervantes, en Murcia

El trabajo colectivo en el “bancalico” ecológico busca algo más que enseñar conocimientos. También permite “desarrollar el sentido de la implicación y la responsabilidad”, algo que alimentan iniciativas paralelas como el blog del proyecto.

 3) Un huerto abierto a la sociedad

El equipo de abuelos y abuelas del huerto del Col·legi Maristes de Girona, que ha recibido el primer premio en la categoría de Secundaria, es una buena muestra de cómo la escuela puede ser un lugar que aporta beneficios a toda la sociedad… como el intercambio intergeneracional.

Mayores y jóvenes cooperan en este huerto escolar ecológico

Uniendo experiencia y juventud en el  huerto del Col·legi Maristes de Girona

Los alumnos han podido conocer el saber de los payeses a través de los mayores. Dentro de este planteamiento global, se ha buscado también entender cómo el huerto ecológico escolar beneficia incluso a las fincas vecinas al centro. Y sus alumnos también han podido interactuar en un mercado local ofreciendo allí sus propios productos.

Otro valor añadido que destaca en el huerto es cómo en él cooperan alumnos de diferentes niveles, con tareas adecuadas a su edad y aprendiendo a ayudar a los demás grupos y a sumar esfuerzos.

Los chicos y chicas de ESO, por ejemplo, han sembrado plantas aromáticas en los contornos del huerto de los más pequeños, lo que hace posible alejar los insectos de forma natural y también estudiar sus propiedades. Así, han podido profundizar, además, en conceptos como la biodiversidad o el control biológico de plagas, que se añaden a ámbitos ligados a la iniciativa del huerto como el reciclaje o las energías renovables.


Escuelas que aprenden de escuelas

✎ Los centros escolares mencionados son solamente 3 de los proyectos que ha reconocido el Premio Huertos Escolares Ecológicos, publicados en la web de la Fundación Triodos.

✎ ¿También está implicado en un proyecto escolar de huerto ecológico? Quizás estas referencias puedan resultarle de utilidad para compartir experiencias y seguir aprendiendo todos juntos.

✎ Nos hubiese gustado poder difundir detalles sobre más proyectos en esta entrada. Por eso, tanto si ha participado en el Premio como si no lo ha hecho, le animamos a compartir con todo el mundo un enlace al blog de su huerto o impresiones sobre el mismo en los comentarios de esta entrada.


Responder a Las 10 alternativas más populares de 2014 | Blog Somos Triodos Clic para cancelar respuesta.

Introduce un comentario

Por favor, introduzca su nombre

+ Mostrar los 5 comentarios

Xavi Hace 6 años

Impresionado por estos proyectazos. Con profes así, seguro que se pueden cambiar muuuchas cosas en en este país y en este mundo, que falta hace. Bravo y a seguir!

Mar Hace 6 años

Gracias, Triodos, por dar voz a los maestros y profesores que trabajamos por mejorar la educación de nuestros niños y jóvenes. En mi colegio, Els Pinetons, también tenemos huerto y los niños, de una forma vivencial y significativa, se acercan a la naturaleza y desarrollan actitudes de respeto, cooperación y curiosidad por el entorno.

Las 10 alternativas más populares de 2014 | Blog Somos Triodos Hace 5 años

[…] Educación ambiental, Cultura, Ciencias, Historia o consumo responsable. Con motivo del I Premio Huertos Escolares Ecológicos, de la Asociación Vida Sana y Fundación Triodos, recogimos hasta qué punto se puede aprender con […]

joselin03 Hace 4 años

que chulo

Verónica Hace 5 meses

Hasta el momento conocemos el huerto de nuestro colegio por eso nesecitamos tener mas conocimiento de otros huertos y poder vicitarlos.


+ Mostrar los 5 comentarios