Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close


Personas sin techo¿Sabía que en Praga hay un barco en el río para personas sin techo ante la negativa de todos sus distritos a abrir nuevos albergues sociales para que puedan pernoctar en su territorio? Más cerca, y con motivo del Día Mundial de las Personas sin Hogar el 22 de noviembre, vale la pena recordar que unas 30.000 personas viven en la calle en España, según los datos de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

Y, al igual que el número de personas en esta situación es poco conocido, también lo sigue siendo su realidad. “Para llegar a la calle hay que recorrer un itinerario, no se llega porque sí”, nos explica Gloria García, directora de la Asociación Realidades, con dos décadas de experiencia en la atención e inserción de personas sin hogar. ¿Cuál es el itinerario común de estas vidas que desembocan en la calle? “Lo más frecuente es que una persona haya sufrido en muy poco tiempo alrededor de 5 acontecimientos traumáticos muy graves”, afirma Gloria en este video.

Emprender el camino de retorno, salir de la marginalidad, no es fácil. Pero existen oportunidades en las que apoyarse para estas personas en seria dificultad.

“Si caigo cien veces, cien veces tengo que levantarme”, dice Loida Guzmán, beneficiaria de un programa de vivienda de la Asociación Realidades. Porque, para una persona que vive en la calle, es tan importante obtener apoyo para volver a vivir en condiciones dignas como recuperar el ánimo y la capacidad de lucha.

Otra de las personas que ha encontrado un estímulo gracias al trabajo de la entidad, Yeti, nos transmite su vivencia en el blog de la asociación“Las cicatrices del día a día. Cosas que la vida dejó. Vamos endureciendo el carácter con la edad.  ¿Por qué una persona pierde la cabeza?”. Las personas sin hogar nos recuerdan la indudable dureza de algunos episodios de la vida de cualquiera y la importancia de pensar en positivo y de sobreponerse a cada golpe.

Ninguna persona sin hogar en 2015

Como recuerda Arrels Fundació, organización comprometida desde hace décadas con las personas sin hogar, “2015 se ha convertido en un año de referencia para las entidades sociales y las administraciones que trabajan con personas sin hogar”. Es el plazo que se ha marcado el Parlamento Europeo para conseguir quelos 18 millones de personas en situación de exclusión residencial que hay en Europa, 2,5 millones de las cuales duermen en la calle o en albergues de emergencia, tengan un hogar digno donde vivir”.

Milhistorias - Huerta ecológica

Fundación Rais facilita la inserción de personas sin hogar a través del proyecto de agricultura ecológica Milhistorias

Para conseguirlo, la institución europea prevé impulsar medidas como contar con datos fiables y comparables sobre las personas sin hogar o mejorar las medidas de emergencia en invierno. Pero, sin duda como indica Salvador Busquets, de Arrels Fundació, también resulta esencial “denunciar las causas de la pobreza”, e ir a la raíz de los problemas sociales que empujan a muchas personas a la calle.

Desde Fundación Rais, otra entidad especializada en combatir la exclusión social, advierten de que estas situaciones “pueden pasarle a cualquiera”. Para su gerente de Empleo, Laura Pérez, “la sociedad actual genera cada vez más factores que nos hacen vulnerables en nuestras vidas, una sociedad cada vez más individualista genera redes familiares, afectivas y de apoyo cada vez más débiles”. Lo que hace que las personas sin hogar se vuelvan invisibles para la sociedad.

Pese a todo, como exclamaba Joan Melé, subdirector de Triodos Bank, en un artículo en el blog Dinero y Conciencia sobre las personas sin hogar, “¿cómo es posible que seamos capaces de permitir esta situación?”


¿Qué opina sobre ""Si caigo cien veces, cien veces tengo que levantarme""?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

Fernando José Cabezón Arnaldos Hace 7 años

A mí me parece inadmisible que esto ocurra, pero, vamos, es probable que tan solo se trate de la punta del iceberg de un problema que, desde una perspectiva global, se emplazaría en las regiones subdesarrolladas de Sudamérica, Africa u Oriente; dicho de otro modo: este es el charco de un océano que se emplaza en otras regiones, razón por la cual no tenemos que olvidarnos de su incidencia en nuestras vidas y de nuestras responsabilidades.

Son anónimos. Ese es el problema. Pensamos que están lejos, que no nos atañe, mientras que la realidad, como se indica en este post, es muy distinta: además, nuestra mentalidad es la causa de su situación, lo que nos involucra aún mças. Por suerte, esto comienza a tener reflejo en las artes (en el caso del cine, recientemente se estrenó “Gli equilibristi”, que en una especie de vuelta al neorrealismo enfoca este tema) y en los medios de comunicación (como este blog, por ejemplo). No tenemos que mantenernos en silencio. Necesitan ayuda y podemos dársela.

Cómo conseguir que mi comida ayude a 5 personas a comer | Blog Triodos Hace 6 años

[…] comedores sociales que gestiona la misma entidad en la ciudad. En estos espacios, ”de tener personas sin hogar, ahora nos encontramos con perfiles que pueden ser familiares o amigos nuestros, una nueva pobreza […]

Cómo conseguir que mi comida ayude a 5 personas a comer | Blog Triodos Hace 5 años

[…] comedores sociales que gestiona la misma entidad en la ciudad. En estos espacios, “de tener personas sin hogar, ahora nos encontramos con perfiles que pueden ser familiares o amigos nuestros, una nueva pobreza […]