Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Residencias y centros de día que activan

“Cuando terminó la guerra, ¿cómo se vivía en Sevilla?”, pregunta un alumno de Primaria a supervivientes de la Guerra Civil, invitados al CEIP Baltasar de Alcázar.

Visita de mayores a escuela en Sevilla

Visita de mayores a una escuela de Primaria

La posibilidad de contar con experiencias como esta es fruto de la colaboración con este colegio de un centro de día, la Unidad de Estancia Diurna (UED) Bienestar de Sevilla.

Nos lo cuenta Esperanza Serrano, trabajadora social de la Unidad y presidenta de la Asociación provincial de UED de Sevilla, evocando el vivo interés de los alumnos al conocer de sus protagonistas cómo “hermanos se separaron porque uno era de un bando o del otro” o cómo habían tenido que “pelearse por una cáscara de plátano para llevársela a casa y comer”.


Actividades así mantienen a las personas mayores activas, capaces de aportar valor a los demás, gracias a aquellos que las organizan, acercando físicamente a personas con problemas de salud. “Todos los centros de día debemos, por Ley, ofrecer un programa de actividades, pero hacerlo efectivo depende mucho del personal y de los mayores que participan”, explica Serrano.

Mayores conectados: recetas de la abuela rescatadas

Son 163 los platos que conservaremos en la memoria y en las cocinas gracias a la iniciativa de la Residencia La Molineta de Petrer, en Alicante. El libro Una receta de mi abuela es el resultado de la implicación de los nietos en llevar al papel la experiencia gastronómica de sus abuelos, habitantes de la residencia.

Libro Las recetas de mi abuela

Recuperar recetas de la dieta mediterránea es otro de los objetivos de esta obra prologada por la doctora Clotilde Vázquez, jefa de Endocrinología y Nutrición en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid. Además, los fondos que genere su venta revertirán en la mejora de esta residencia, que nació en 1996 impulsada por una asociación local ante la demanda de servicios para personas mayores dependientes de su área, y con financiación de Triodos Bank.

El proyecto es ejemplo de cómo muchas residencias trabajan la conexión con el entorno familiar como clave para el bienestar de sus usuarios.

Mayores alegres: porque cantar y bailar no tiene edad

Tras la muerte de su padre, Inmaculada Balanza fundó el centro de día Energeria con la idea de promover un envejecimiento con dignidad. Además de las actividades del día a día de estos equipamientos -como son la gimnasia de mantenimiento o las sesiones para ejercitar la memoria- Balanza destaca el éxito de las actividades lúdicas como cantar y bailar.

Baile Energeria

Baile en el centro de día de Energeria

“El Ayuntamiento organiza en el centro un baile en verano, durante las fiestas locales y en Navidad, y puede venir quien quiera. A las personas mayores les encanta bailar y que haya un poco de jaleo”, explicaba recientemente en un encuentro con empleados de Triodos Bank.

“También vamos a un evento en el polideportivo local y preparamos un número. Este año creo que ya nos vamos a atrever a cantar, estamos ensayando por las tardes”, nos cuenta, detallando también la diversidad de capacidades y gustos de los usuarios, con posibilidades de movilidad distintas e intereses personales de todo tipo, como la poesía.

Mayores atendidos: servicios con vocación y cariño

En Claros SCA trabajan más de 500 profesionales del sector social. Esta cooperativa andaluza trabaja actualmente en 5 comunidades autónomas y, por la relevancia de su desempeño, ha sido finalista del 2º Premio Triodos Empresas, que reconoce a actividades económicas con valores, de acuerdo con el trabajo de financiación de la economía real con impacto positivo de Triodos Bank.

“No nos gusta pensar que una residencia es simplemente un sitio donde se dan servicios. Cada residente es una persona, de la que hay que respetar su autonomía y dignidad”, afirma Antonio Richarte, su director general corporativo.

La dureza de la crisis económica también ha impactado en el sector, que evoluciona para ser más accesible a las personas que lo necesitan. Esperanza Serrano constata cómo “estamos acostumbrados a que la Administración cubra estos servicios y, ante la crisis, se han tenido que bajar precios y diversificar la oferta”. En su centro de día, por ejemplo, ahora se ofrecen de forma individual talleres de memoria o ejercicios específicos: “Ahora, a causa del trabajo, surge la cuestión de ‘qué hacemos con el abuelo’, que a veces no está como para ir a una residencia, pero no le podemos dejar solo”.

Muchas iniciativas de residencias y centros de día, como la suya propia, combinan profesionalidad, carácter familiar y un alto componente vocacional, que transmiten a sus usuarios y sus allegados. En nuestra web, puede conocer estas y otras historias de proyectos de atención a mayores diversos financiados por Triodos Bank. O descubrir más iniciativas que sitúan su razón de ser en el envejecimiento activo en La Revista Triodos.