Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

¿Nuclear?: por qué la banca ética prefiere financiar otras energías

En 2016 se ha conmemorado el 30º aniversario del accidente nuclear de Chernóbil, considtriodos-bank-en-1986erado el peor de la Historia.

Y 1986, el año de este suceso de graves consecuencias, fue también el momento en el que Triodos Bank realizó sus primeras inversiones en las entonces esperanzadoras pero poco extendidas energías renovables.

La posición de Triodos Bank en materia de energía nuclear es clara.


En los criterios de financiación del banco -transparentes dado su modelo de banca con valores- se excluye explícitamente otorgar crédito a:

“Organizaciones, empresas y actividades que producen o distribuyen energía nuclear, plantas de producción y componentes específicos para generar energía nuclear, o bien transportan o desechan combustible usado”.

La claridad está acompañada de análisis:

En el posicionamiento oficial de Triodos Bank, se reconoce, como no puede ser de otra manera, que “la energía nuclear es una importante fuente de electricidad”.

Sin embargo, se tienen en consideración los riesgos diversos asociados a esta tecnología a día de hoy. Principalmente, que los efectos sobre la salud humana de la radiación derivada de escapes, posibles accidentes o procesos como la desmantelación “perduran durante varias generaciones” y pueden llegar a ser irreversibles.

Por otro lado, “todavía no se ha encontrado una solución sostenible para el almacenamiento seguro de los residuos nucleares”, que plantea problemas sociales, ambientales y económicos relevantes.

Asimismo, la extracción de la materia prima, el uranio, “conlleva los problemas asociados a la industria minera convencional”, como un elevado impacto ambiental y, de forma especialmente acusada, riesgos para la salud de los trabajadores.

Renovables: de emergentes a imprescindibles

La aproximación de Triodos  Bank respecto al sector energético no permanece en un análisis crítico, sino en la actuación en positivo. Esta se materializa en el apoyo a las energías renovables desde el inicio.

Hoy suponen una cuota superior a la de la energía nuclear en el consumo global final de energía, según la entidad de referencia REN 21, y continúan en pleno desarrollo en todo el mundo.

cuota de nuclear y de renovables

Fuente: Global Status Report 2016 de REN 21, con datos de 2014

“Triodos Bank ha decidido invertir en soluciones sostenibles, como la eficiencia energética y las fuentes de energía renovable como la energía eólica, la biomasa, la energía solar y la energía geotérmica”, mantiene hoy el banco en su respuesta en positivo a desafíos tan urgentes como el cambio climático.

El enfoque de Triodos Bank sobre energía

Vídeo en inglés (active subtítulos en el 1er botón abajo a la derecha)

Concentrado en el impulso de opciones sostenibles en todos los sectores donde actúa, en el ámbito energético, Triodos Bank tampoco invierte en combustibles fósiles, por su repercusión ambiental.

Recientemente, sumándose al Compromiso de París, iniciativa por un papel más positivo de las finanzas en la lucha contra el cambio climático, la entidad reforzó esta posición.

Banca ética y transición energética
Renovables: una realidad viva

Conozca el trabajo efectivo y como promotor de un modelo energético más sostenible de Triodos Bank:

+ Iniciativas de renovables y eficiencia financiadas con banca con valores

+ Re-evolución: el nuevo potencial de las renovables | Actualidad del sector en La Revista Triodos


¿Qué opinas sobre "¿Nuclear?: por qué la banca ética prefiere financiar otras energías"?

Introduce un comentario

Por favor, introduzca su nombre

Maria Hace 3 años

Me llama mucho la atención que siempre se haga referencia a Chernobil para indicar lo mala que puede ser una Central Nuclear, pero nadie habla de las circunstancias en que se dieron . Este accidente fue la suma de un cumulo de errores y de saltarse todas las normas mínimas de seguridad que imperan en la industria nuclear. Se intentó realizar una prueba para mejorar el rendimiento de dicha central para lo cual se anularon sensores y protocolos. Los reponsables me imagino que estarán en la carcel aún. En la industria nuclear occidental no hubiera pasado porque el sistema esta pensado para salvaguardar la seguridad de la central ante todo.

Javier Hace 3 años

Ojalá en el futuro la nuclear sea más segura. Desgraciadamente, con desastres como el de Fukushima… aunque para mí el principal problema hoy por hoy es el no resuelto de qué hacemos con los residuos nucleares. Sobre esto, recomendaría el documental Viaje al lugar más seguro de la Tierra (http://dokufest.com/2014/movie/journey-to-the-safest-place-on-earth/), que está grabado desde una perspectiva bastante neutra respecto a la energía nuclear pero que muestra la gran incógnita (y problemón para la gente y la economía) que son los residuos nucleares.

Respondiendo a Javier
Maria Hace 3 años

Los residuos son un problema pero no los de las Centrales Nucleares que los almacenan en sus propias instalaciones (y se pueden reutilizar en reactores de tipo phoenix-Francia). Los residuos de Baja y media actividad son los utilizados por los hospitales e industria en general (radiografias de soldaduras, etc…) y son una gran cantidad. Esos son los que van a los cementerios llamados Nucleares y son un problema pero nadie lo explica así porque ya no serian tanto problema.

Respondiendo a Maria
Eduardo Hace 3 años

Si no se pueden predecir con seguridad los eventos venideros (tsunamis, terremotos, guerras, sabotajes, accidentes, fallos humanos, técnicos…) no se debería usar una fuente de energía que puede contaminar 200.000 hectáreas de superficie (sin contar acuíferos ni el inmenso alcance de la radiacion. Todo el daño potencial no vale el riesgo. Por muy segura que sea esa tecnología en la actualidad.