Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

El método Kindermusik: aprender inglés con música

“La música es poderosa. Puede emocionarte, vitalizarte, calmarte y reconfortarte; te puede conmover con su belleza o hacerte llorar. Te puede levantar el ánimo, evocar recuerdos y hacerte bailar cuando menos te lo esperas”.

Son palabras de Wendy Parker, fundadora de Talk English School, una academia de idiomas ubicada en Ulldecona (Tarragona). Como en cualquier otra academia, aquí la materia también es el inglés. Pero para su estudio los libros no son necesarios: la música es su principal instructora.

Kindermusic 1 - Talk English School - Blog Somos Triodos

El método que aplican para sus enseñanzas se denomina Kindermusik: una modalidad de aprendizaje que surge de una comunidad internacional fundada en 1978. Su programa educativo de música y movimiento es referente en el mundo e “impacta de forma positiva en todas las áreas de desarrollo del niño”.


Un modelo, en palabras de su promotora, con beneficios verdaderamente transformadores. Porque, “la habilidad de la música para generar emociones es solamente una parte de por qué es tan increíble”. La trayectoria de Wendy Parker en la enseñanza viene de lejos. En 2007 llegó a Ulldecona con varios años a su espalda como profesora de inglés en Tarragona.

“La habilidad de la música para generar emociones es solamente una parte de por qué es tan increíble”

No obstante, divisaba un vacío en la enseñanza del inglés en los niños de la primera infancia. “Hemos ido adaptando nuestro método pedagógico para un aprendizaje del idioma de forma holística y eliminando de manera progresiva los libros de texto por trabajos por proyectos”, indica.

“De esta manera la música se introduce en la educación de los más pequeños a través del método Kindermusik”. Como si de una orquesta se tratara, la sinfonía de la enseñanza se cimienta sobre la música y el movimiento, que son los dos elementos principales configuradores de actividades “divertidas y naturales” para el contacto con un nuevo idioma. El método se focaliza en el inglés pero la esencia del programa no hace distinciones idiomáticas, por lo que podría ser aplicado en otras lenguas.

Método respaldado por expertos

El contenido de los cursos de Kindermusik se ha desarrollado en base a la investigación y consulta con expertos en el campo de la educación musical, el desarrollo infantil, el aprendizaje del inglés y la educación especial”, explica Parker. Según los promotores del método, este tipo de educación ayuda a la constitución de las capacidades de escucha y proceso auditivo, la promoción de la memoria y el recuerdo, así como al desarrollo de habilidades cognitivas que controlan la organización o la formación de metas de los niños, entre otras.

El método musical ayuda a la constitución de las capacidades de escucha, proceso auditivo y la promoción de la memoria

De hecho, los fundadores del programa aluden a estudios que encuentran en este método una mejor interiorización de conceptos básicos como los de las matemáticas, que se adquieren mientras el niño juega o hace música. “La base para la mejora continua de los cursos es la respuesta que recibimos de los expertos más influyentes: niños, padres y educadores”, sostiene Parker.

Aprender inglés con música

Una actividad, un beneficio

Kindermusik va más allá de un simple programa de enseñanza. Y es que el método también se puede aplicar como proyecto de inclusión para niños con necesidades especiales. “Se adapta a diferentes culturas, niveles de desarrollo, estilos de aprendizaje y, entre otros, clases con alumnos de diferentes edades”, explica la promotora de Talk English School.

“Se adapta a diferentes culturas, niveles de desarrollo, estilos de aprendizaje y, entre otros, clases con alumnos de diferentes edades”

Los padres y las madres desempeñan un papel importante una vez que los niños se hayan iniciado en Kindermusik. De hecho, Wendy Parker indica que su implicación resulta fundamental. “Las familias disponen de material didáctico y les animamos a aprender con sus niños en casa”, dice. Por ende, también existe la modalidad de realizar unas clases donde las familias pueden participar en sesiones semanales con sus hijos. “Los comentarios recibidos en estas clases han sido muy positivos, remarcando la experiencia como muy enriquecedora”, asiente la profesora.

En todos los casos, las clases de Kindermusik están constituidas por “actividades que tienen un propósito y un beneficio específico para el desarrollo del ser humano”.

Aprender haciendo

Talk English School no es la primera iniciativa basada en el método de “aprender haciendo” que financia Triodos Bank. En concreto, del total de inversiones del banco en sus proyectos en España, un 4,7% se destinó a inversiones en el sector educativo. Y es que una de las primeras prioridades de la entidad en este aspecto es la primera infancia, una fase de especial importancia en el desarrollo personal y social de las personas.

Del total de inversiones de Triodos Bank en sus proyectos, un 4,7% se destinó a inversiones en el sector educativo

 

Wendy Parker escuchó hablar de banca ética en una feria de BioCultura en el año 2002 y ya por entonces vio un reflejo de sus valores en los que defiende la entidad. “Me di cuenta de que realmente lo adecuado para estas edades es aprender haciendo. Justo lo que encontré en el programa de Kindermusik”, relata.

Las clases, de temas divertidos y canciones pegadizas, hacen que los niños no dejen de atender ni un solo instante. Las melodías los introducen en el vocabulario, con frases y expresiones, envuelto todo ello en un ambiente dinámico y acogedor. Así, concluye Parker, es como “Kindermusik ayuda a desarrollar habilidades críticas de la primera infancia, cuida al niño como un ser integral y ofrece horas y horas de diversión musical y movimiento para bebés, niños y familias”.