Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Hoteles para perros: por el bienestar de todos

En 2014, más de 100.000 perros fueron abandonados o perdidos por sus dueños en España.

Animales domésticos abandonados

Datos de Fundación Affinity

Este es “el principal problema de bienestar de los animales de compañía en nuestro país”, según la Fundación Affinity.

Para las personas que se comprometen con el cuidado de sus animales pero no pueden hacerlo en momentos puntuales, los conocidos como hoteles para perros o residencias caninas son una opción de interés.


Un ejemplo es el espacio Canichou, entre Alcalá y Guía de Isora (Tenerife), un centro que triplica el espacio mínimo por animal que regula la normativa y ofrece un servicio completo con el precio de 12 euros al día.

Detrás de la iniciativa está la belga Christel Heerweg, una amante de los animales que hace hincapié en que el cuidado en su centro va más allá de dar la alimentación habitual o los dos paseos diarios comprometidos. A los animales también se les presta “mucha atención y cariño”, para que se sientan casi como en casa, asegura. Los perros disponen de un espacio propio de jardín y materiales como juguetes o mantas. También se recomienda que el propietario aporte la correa habitual para los paseos, juegos familiares o que traigan su perro por la mañana, para una mejor aclimatación al lugar.

asdasdsa

Un perro en la residencia Canichou, en Tenerife

La propuesta responde a una necesidad social, a juzgar no solo por sus intenciones sino por su resultado. Canichou reinició su actividad el pasado abril en un nuevo espacio de 10.000 metros cuadrados para poder atender la elevada demanda de sus servicios, que comenzó a prestar en 2013. El cambio fue posible con un préstamo hipotecario concedido por Triodos Bank, como servicio a las personas y por su foco en el bienestar de los animales.

Sus usuarios son diversos: desde turistas internacionales y españoles que acuden a Tenerife, a residentes que, por aspectos puntuales como viajes de trabajo fuera de la isla o un problema de salud, no pueden atender a sus animales domésticos.

Tres opciones para no descuidarlos nunca

No hay excusa. Cada vez hay más opciones para que las vacaciones no sean un mal momento para nuestras mascotas:

1. Amigos o familiares

Una opción habitual y que puede ser de gran ayuda si se encuentran disponibles y les gustan los animales.

2. Hoteles que aceptan animales

Podemos encontrarlos fácilmente en buscadores especializados, como Se admiten mascotas.

3. Residencias caninas

La mencionada Canichou es uno de estos servicios, cada vez más frecuentes y que también podemos buscar a través de guías online.

Tal como recoge una guía sobre residencias caninas en País Vasco, “al marchar de vacaciones, no olvidemos incluir a todos los miembros de la familia”.

Entre todos, no solo reduciremos la lacra del abandono; también conseguiremos que los animales que viven en hogares lo hagan siempre en las condiciones que merecen.


Saber más

Dentro de su propuesta de banca ética, la preocupación de Triodos Bank por el bienestar animal va más allá.

Además de financiar iniciativas como la descrita en el artículo, también lo hace con proyectos de ganadería ecológica, que fomentan esta aproximación. En contrapartida, se excluye la financiación de la industria peletera, así como de actividades que impliquen experimentación animal para fines no médicos y de la industria alimentaria intensiva.