Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

‘Ecopackaging’, ‘antipackaging’: diseño y sentido común


Bolsas y envoltorios plástico

¿Seguro que es necesario?

El momento de ordenar la compra suele ir acompañado de una frase: ¿y ahora qué hago con todas estas bolsas? Ante esto hay quien ha ingeniado soluciones caseras como guardarlas en una caja de pañuelos de papel vacía, que servirá como práctico expendedor una vez queramos reutilizarlas.

Pero, sin duda, se sigue acumulando una cantidad innecesaria de bolsas u otros envases que acaban siendo desechados y degradan nuestro entorno.

Dos iniciativas complementarias pretenden combatir este problema: el ecopackaging y el antipackaging.

El primero busca utilizar el mínimo material imprescindible para cada envase, evitando en lo posible aquellos menos favorables para el medio, como el plástico. La imprenta ecológica El Tinter -una empresa con financiación de Triodos Bank- es un ejemplo de esta práctica llevada al diseño gráfico.

Por ejemplo, trabajan con elementos como trípticos en forma de panal, que permiten un mayor aprovechamiento de cada plancha de papel de la que son recortados. Esta filosofía también puede aplicarse en el diseño industrial de envases que, en estos momentos, tienen en cuenta pocos factores más allá de la estética o el coste económico.

Pero a veces podríamos incluso prescindir de muchas bolsas, envases o envoltorios. Es el enfoque de las crecientes iniciativas de antipackaging, como los comercios 100% sin envases o que los limitan, o las propuestas para conseguir hogares con residuo cero.

En algunas ciudades como Nueva York, donde existe una asentada cultura del usar y tirar, se promueve el Bring Your Own Container (trae tu propio envase). Más allá de la importancia de utilizar bolsas no desechables en la compra, el ayuntamiento anima a los ciudadanos a llevar siempre en el bolso un vaso o taza de más de un uso e incluso traer un recipiente tipo tupper a los restaurantes, para evitar que el local tenga que ofrecernos uno desechable si queremos llevarnos las sobras, costumbre habitual en Estados Unidos.

Filosofía Bring your own container

El ecopackaging y la reducción de envases aún no están lo suficientemente desarrollados y extendidos pero, como consumidores, podemos ayudar a avanzar en esta dirección. Responder “no, gracias” la próxima vez que nos ofrezcan bolsas en un supermercado puede ser un buen primer paso.


¿Qué opina sobre "‘Ecopackaging’, ‘antipackaging’: diseño y sentido común"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

+ Mostrar los 11 comentarios

Noelia Hace 6 años

El problema viene como siempre del difícil proceso de concienciación de la gente…yo todavía recuerdo cómo me discutía con la frutera para que me pesara la fruta y me dejara meterla directamente en mi cesta. Como no la pude convencer por tonterías varias (yo recuerdo perfectamente como de pequeña iba al mercado con mi madre y se la servían de esta forma, osea que no es tan inverosímil la idea) me he acabado pasando a una cooperativa de consumo donde una vez a la semana cargo mi cesta con frutas y verduras de temporada que además son de proximidad, cultivados sin pesticidas ni variedades transgénicas y que los productores están perfectamente legalizados y afiliados a la seguridad social…¿no hablabais vosotros mismos el otro día de la responsabilidad social? pues sí, ésta empieza por las decisiones que toma uno mismo en su día a día.

Vicente Hace 6 años

Me parece muy bien que se trate estos temas aquí.La conciencia hay que usarla sobretodo cuando  nos afecta a todos, como es el caso de las basuras que producimos.
En tiempos, la basura era básicamente orgánica y la reutilización estaba al orden del dia (quizás esta crisis nos haga mirar atrás).Haber si como dicen las crisis nos hacen sacar lo mejor de nosotros y concienciamos a esta sociedad del camino a seguir.

somostriodos Hace 6 años

Gracias Noelia y Vicente por vuestra participación. Un saludo.

Aliances: Triodos, la banca ètica i sostenible | Ecodisseny Hace 6 años

[…] una de les seves entrades, dedicada en aquest cas al ecopackaging i que podreu veure en el següent link. Recolzem i felicitem sempre iniciatives com aquestes que ens ajuden a tenir un món més sa i […]

Germy Hace 6 años

 Cuando hablamos de reducir bolsas de plásticos y envases siempre se escucha a alguien diciendo “lo que hay que usar son bolsas biodegradables, así no contaminamos el medio ambiente” y yo, cada vez que lo escucho, no puedo retener un suspiro, y es porque esa persona, aunque se preocupe por el medio ambiente, solo tiene en cuenta una parte de la cadena ,al igual que la mayoría de las personas que forman nuestra sociedad. Y es que fabricar una bolsa biodegradable produce bastante mas CO2 y utiliza mas recursos que una normal o incluso de las reutilizables que se están extendiendo ahora por los supermercados.

Pero no solo eso, el principal problema de estas bolsas biodegradables es que no se esta educando por un consumo responsable ni hay un cambio de mentalidad. Sigue siendo un usar y tirar solo que más caro.

El otro día pusieron en las maquinas expendedora de mi universidad un producto nuevo. Fruta. Me sorprendió mucho cuando lo vi. Pense ” Oh, que buena idea”. Después me fijé en que las Manzanas estaban envasadas al vacío individualmente y que en la maquina habria unas 50 piezas de fruta. No pude evitar hacer un calculo rápido: si en mi universidad hay mas de 30 edificios y en todos ellos hay maquinas de la misma compañía, habría al menos 1500 piezas de fruta, cada una con su envoltorio de plástico al vacío. No pude evitar preguntarme la misma pregunta con la comienza este artículo. ¿Seguro que es necesario?

Respondiendo a Germy
DaniGrau Hace 6 años

Muy buena reflexion Germy, me considero uno de los que evita utilizar bolsas de plastico, y aun asi, en casa empiezan a reproducirse como Gremlins!pero no sabia lo del CO2 de las bolsas biodegradables,,,creo que es una informacion que muchisima gente desconoce, al final es simple, hay que intentar marginar a las bolsas de plastico y a sus primos, todos los demas envases y volver al pasado, a ese capazo que nuestras abuelas y madres llevaban al mercado y metian todo a granel…lo siento productor de bolsas de plastico, es tiempo de dedicarse a un nuevo producto no contaminante.

Respondiendo a DaniGrau
Germy Nieto Hace 6 años

Sin duda, como dice la canción, y predica la teoría del decrecimiento, “Volver al origen no es retroceder, quizás sea andar hacia el saber”.

Como ya decia Noelia arriba lo complicado es la concienciación. Pero se pueden cambiar las cosas. Y no me refiero a hacer que el gobierno imponga medidas ni nada de eso, que tambien, si no empezar cada uno en su casa cambiando aquellos hábitos que no creemos correctos. En mi casa hace 1 año se gastaba mucho plástico pero un dia decidimos sentarnos y pensar como podriamos cambiarlo, ahora puedo decir orgulloso que hemos conseguido reducir nuestro consumo de plásticos en prácticamente un 80%. El cambio social empieza por lo más bajo, en las familias, amigos y comunidades.

Tenemos que aprender a rechazar aquellos productos con doble o triple envoltorio aunque ello signifique gastarnos 20 o 50 centimos más. Porque mucha gente se enorgullece de ser “ecologista”, pero cuando te toca un poco el bolsillo, o te implica un esfuerzo extra, el ecologismo se esfuma rapidamente. Precisamente en tiempos difíciles es cuando hay que seguir fieles a los principios y replantearse el cambio.

Con R de Reutilizar y Rediseñar « Somos Triodos | Blog Triodos Bank Hace 6 años

[…] mejor diseño hace innecesarios más envases o packaging, reduciendo su impacto ambiental y también los costes de tratamiento. En ello trabajan […]

Stop a los ríos de tinta | Blog Somos Triodos Hace 5 años

[…] se concreta en iniciativas como la búsqueda de propuestas de diseño más sostenibles, como trípticos en formato panal,l para aprovechar mejor cada plancha de papel […]

Contra la montaña de basura, vuelve la compra a granel | Blog Triodos Hace 5 años

[…] Cuando no podemos prescindir de ellos, productores, diseñadores y consumidores también tenemos como opción productos con envases más ecológicos, por los materiales empleados y su diseño. Es la apuesta de estudios de diseño que, por ejemplo, imitan las formas de la naturaleza para reducir la cantidad de material empleado, como destacábamos anteriormente en Somos Triodos. […]

Contra la montaña de envases, vuelve la compra a granel | Blog Triodos Hace 4 años

[…] Cuando no podemos prescindir de ellos, productores, diseñadores y consumidores también tenemos como opción productos con envases más ecológicos, por los materiales empleados y su diseño. Es la apuesta de estudios de diseño que, por ejemplo, imitan las formas de la naturaleza para reducir la cantidad de material empleado, como destacábamos anteriormente en Somos Triodos. […]


+ Mostrar los 11 comentarios