Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

La hora de la economía circular

“Que todo salga rodado”. Esa expresión adquiere hoy, más que nunca, una relevancia especial, gracias al impulso que desde la Unión Europea, a través de la estrategia Europa 2020, y otros agentes sociales se está dando a la economía circular. Pero ¿qué es la economía circular?

Así funciona la economía circular
Así funciona la economía circular (fuente de la imagen: economiacircular.org)

Se trata de un modelo económico que busca dar un uso más eficiente a los recursos, evitando crear residuos innecesarios y, por lo tanto, provocar un impacto positivo en el medio ambiente.

En otras palabras: que los productos, desde su concepción, puedan tener otras vidas, contribuyendo a su vez a reducir las emisiones de carbono y la acumulación de residuos. Y que todo ello, en su conjunto, genere nuevos empleos y un crecimiento económico local y real, que no esté sometido a vaivenes y que sea sostenible con el medio ambiente.

¿Cómo lo hacemos? En el blog Somos Triodos damos algunas claves para pasar del sistema lineal de “usar y tirar” a uno circular de “usar y reutilizar”.


  • Transformación o reciclaje:

Todo el mobiliario de este espacio de co-working es fruto del reciclaje.

Todo el mobiliario de este espacio de co-working es fruto del reciclaje.

Nada se tira, todo se transforma. El reciclaje se ha convertido en un ejercicio de imaginación y creatividad: neumáticos convertidos en bolsos, tubos de cartón que pasan a ser coches de juguete, etc. En A Poc a Poc, un espacio de co-working de 200 m2 situado en el barrio barcelonés del Born, todo el mobiliario es fruto del reciclaje.

Se trata de reciclar y, además, crear riqueza, que es uno de los objetivos principales de la economía circular. De ello son conscientes cada vez más entidades, como L’Arca del Maresme, en Mataró, Barcelona, que lleva años trabajando bajo estos preceptos, incluyendo además una vertiente social. Esta empresa de inserción laboral tiene como objetivo la mejora del medio ambiente mediante la recogida, selección, reciclaje y transporte de residuos.

  • Reutilización:

Se estima que en España se tiran a la basura unos 1.600 millones de pañales de 1 solo uso cada año. Iniciativas como la de Maripuri Tijeritas o Eco-Lògic proponen pañales y productos de higiene íntima reutilizable.

Por su parte, la cooperativa Roba Amiga, de Sant Adrià de Besòs, se dedica a la recogida de ropa usada, ropa de hogar, zapatos y otros residuos textiles para su valorización mediante la reutilización y el reciclaje. “El modelo de negocio es eficiente, fomenta la integración social y promueve la inserción laboral de personas en situación o en riesgo de exclusión social”, explica Josep Maria Elvira Tarancón, presidente de Roba Amiga.

  • Reparación: 

¿Si se me estropea un electrodoméstico o un teléfono me compro otro? Los principios de la economía circular se basan en evitar la acumulación de residuos innecesarios. La Sopa de Plástico que se ha creado en medio del Pacífico podría alcanzar hasta 3,5 millones de kilómetros cuadrados y 50 metros de profundidad. Una solución para que deje de crecer: reparar todo aquello que no funciona correctamente pero que puede hacerlo.

En Transviaser lo llevan haciendo desde el año 2000: los armarios, muebles y otros grandes enseres domésticos que recogen los servicios municipales de Zaragoza se reparan para destinarlos a personas que los necesitan a través de los servicios sociales.

 


  • Estos son solo algunas de las opciones para que este círculo que combina aspectos ambientales y económicos no deje de girar.


¿Qué opina sobre "La hora de la economía circular"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

Siete vidas de un palet | Blog Somos Triodos Hace 3 años

[…] palet podría ser todo un símbolo para el necesario cambio de sistema hacia una economía circular en la que, “como en la naturaleza, nada se pierde”, según afirma el arquitecto Thomas […]

Carina Hace 2 años

Es muy positivo para los que intentamos hacer la diferencia y seguir el camino de la reutilización.