Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Imagen de www.actualidad24.net

Las buenas noticias no consiguen encaramarse fácilmente hasta los titulares, quizás salvo en las páginas de deportes. Suelen llamar más la atención las muertes que los nacimientos o los fracasos que los éxitos, al menos entre las páginas de los principales medios.

Noticias publicadas la semana pasada, como que la esperanza de vida ha crecido notablemente en los últimos años o, por poner otro ejemplo, que un banco diferente como Triodos Bank presentó resultados muy positivos en 2012, el mismo día que otras entidades anunciaban pérdidas, no ocuparon los titulares de los principales medios, desbordados por una actualidad en la que hoy predominan especialmente las informaciones negativas. Pese a ello, ¿no resulta importante conocer también lo que sí que funciona?

A esta necesidad responden medios que han decidido centrarse solo en noticias positivas.

¿De verdad no hay noticias positivas?

“¿Es cierto que no hay noticias positivas? O, por afinar más la pregunta, ¿de verdad que no hay alternativas a estas malas noticias, y por tanto, tampoco hay alternativas a los mensajes e ideas que dichas malas noticias nos transmiten machaconamente?,  escribe en un blog de El País Daniel Jiménez, periodista del medio Noticias Positivas, ganador del Premio Periodístico Biocultura 2012. Según su experiencia personal tras cinco años en la web, “la respuesta a estas preguntas es un no rotundo” y es imprescindible que también se conozcan las  “alternativas eficaces” que ayudan a mejorar la sociedad.

Visto de otra manera, sin espíritu positivo es difícil tener fuerzas para cambiar lo que no funciona, en la opinión de Teresa G. Orivé, community manager de la web En Positivo, y que sostiene que es vital recordar “cada día que hay muchas cosas por las que mantener la esperanza y seguir luchando”.

Como estas iniciativas, otras personas han detectado la necesidad de dar visibilidad a las noticias positivas, como el portal Son buenas noticias o la web OK noticias. Igualmente, desde un enfoque más social y crítico pero que también alberga muchas informaciones positivas que se suelen ignorar, destacan otros espacios, como Canal Solidario, Humania TV o también Otromundoesposible.net.

Corresponsales de paz

“Generalmente, los periodistas acostumbramos a cubrir, de forma profunda y extensa, las guerras. En cambio, prácticamente ningún periodista se interesa por ir a cubrir las paces”, admite en clave autocrítica en su blog el periodista Sergi Picazo.

Lo hace refiriéndose a un proyecto periodístico diferente y basado en esta idea. Després de la pau (Después de la paz), una serie de reportajes sobre los procesos de reconstrucción y reconciliación vividos en países como Bosnia, Ruanda o Sudáfrica, que tienen su comienzo cuando las armas callan y las cámaras dejan de grabar.

Todo se inició, explica Picazo, a partir de la reflexión de Xavier Giró, profesor de Periodismo en la Universitat Autònoma de Barcelona, sobre la necesidad de que “en lugar de corresponsales de guerra, la prensa, tenga corresponsales de paz”. El proyecto también se basa en la convicción de que estas fases más luminosas y menos mediáticas de la historia de algunos países nos permiten, en muchas ocasiones, aprender más para el futuro que las crisis televisadas.

Por qué recordamos más lo malo

Al margen de las complicaciones de cada momento, diversos trabajos académicos mantienen que tendemos a dar más peso a lo negativo que a lo positivo.

“El cerebro trata la información positiva y negativa en hemisferios diferentes. Las emociones negativas generalmente implican un mayor razonamiento, y la información se procesa de forma más minuciosa que en el caso de las positivas”, afirma Clifford Nass, profesor de comunicación de la Universidad de Stanford, en un artículo sobre la cuestión.  Incluso se calcula, como recogen en el mismo reportaje, que cinco acontecimientos positivos tienen el mismo “efecto psicológico” que uno negativo, según un trabajo científico en la publicación The Review of General Psychology.

Vamos a contar historias positivas

Pero, ¿existe una demanda de noticias con enfoque positivo? Para averiguarlo, la citada web OK noticias nos invita a responder una encuesta con la pregunta ¿Cuántas buenas noticias ves en los medios de comunicación?. A esa supuesta demanda han intentado responder un grupo de alumnos de la Facultad de Comunicación de la UCJC que han editado un periódico elaborado únicamente con buenas noticias. Su objetivo era, sencillamente, aportar optimismo y esperanza a “una sociedad en crisis, demostrando que existen buenas noticias en medio de una actualidad que, con demasiada frecuencia, destaca el conflicto por encima de todo”.

Dejamos el debate abierto y le animamos a participar en él. ¿Cree que hacen falta más noticias positivas en los medios de comunicación?


Responder a jherrod@ea.mde.es Clic para cancelar respuesta.

Introduce un comentario

Por favor, introduzca su nombre

+ Mostrar los 10 comentarios

Pablo Hace 8 años

Yo creo que sería una buena noticia que los periódicos y telediarios cambiaran su perspectiva catastrofista por una mucho más esperanzadora donde lo positivo tuviese un lugar privilegiado.
Creo firmemente que una actitud positiva y un pensamiento positivo puede darle la vuelta a cualquier situación adversa ya que las cosas son buenas o malas según con que ojos los vemos, si con la parte negativa o con la parte positiva. Espero que cada día se sumen más medios de comunicación a lanzar más noticias positivas y esto hará que la actitud colectiva sea más alegre y más optimista.
Un saludo a tod@s.

hadriel Hace 8 años

Me hace gracia y a la vez me transmite felicidad que pongáis esta noticia teniendo en cuenta que soy cliente vuestra hace años, ya que suelo discutir el hecho de que no haya noticias positivas con mi madre y mis amigos, y siempre he pensado que no ayuda a mejorar las cosas (avalado por mi formación como psicólogo). Gracias por todo lo que estáis haciendo, poco a poco estoy seguro que iremos cambiando las cosas, de hecho, ¿no lo estamos haciendo ya?. ¡Ya sabéis, hay que ser positivos!

Vigher Hace 8 años

Por supuesto que necesitamos noticias positivas.En el tema de la corrupción por ejemplo, seria muy bueno, ver que existe justicia social ,por que cambiaría la percepción de algo tan negativo a positivo,aunque nuestros políticos no están por la labor.Bueno yo expreso este deseo por mi parte.
Me gusta el articulo, un saludo.

Casanotare Hace 8 años

La noticia positiva la encontré junto a mi familia cuando decidimos cambiar de vida:AL CAMPO!!!. Treinta y siete años en Mallorca,treinta y uno con mi propia empresa…pero el 17/11/2012 todó cambió.Maletas,vamos con lo puesto y hacia Galicia,desde entonces vivimos en una aldea de nombre muy bonito,Oulego, en las montañas de Ourense.Ya tenemos cuatro gallinas que han puesto 18 huevos.Mi mujer ha conseguido trabajo en una residencia de ancianos a 20km del pueblo y yo atiendo a Alejandro y Noelia,nuestros hijos de 8 y 9 años.Zaida tiene 42 y yo a punto de los 60.Moraleja: Siempre hay una segunda oportunidad,sólo debes desearla y ponerla en marcha. Antonio Notare y familia.

HORACIO Roberto milla Hace 3 años

Las buenas noticias se encuentra n, en lo más profundo de cada ser y será revelado a cada uno.

jherrod@ea.mde.es Hace 11 meses

Ciencia, descubrimientos, Paz, éxitos, logros, ocio y diversión, bajada de precios, donde se esconden estas noticias? me gustaría saberlo

Luis Hace 7 meses

Se esconden en casi cualquier sitio, Incluso la forma de contar una noticia negativa la puede convertir en una noticia con conexiones a la positividad y la esperanza.

Kerly Lascano Hace 2 meses

En la television

Xiomara leon Hace 3 semanas

Es mejor las buenas y excelentes noticias

Azur Yunis Hace 2 semanas

me encanta. Las buenas noticias son necesarias en estos momentos


+ Mostrar los 10 comentarios