Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Copa menstrual: 5 razones de una opción en auge

La menstruación ha recibido nombres inocentes, jocosos o peyorativos.

Y, en algunos lugares, ni siquiera se nombra o bien se utiliza como excusa “para castigar a muchas mujeres con el alejamiento y gran número de prohibiciones”, según la médico Carme Valls i Llobet en La menstruación: de la invisibilidad a la abolición.

copas menstruales

Diversos modelos de copas menstruales, de Lacopamenstrual

Afortunadamente, y de forma progresiva, los tabúes van dejando espacio a una mayor libertad y al conocimiento de más opciones para vivir la menstruación de forma natural.

Una de ellas es la copa menstrual, en gran crecimiento y que conecta según sus promotores desde la practicidad a lo saludable, la sostenibilidad, el ahorro económico y también un cambio cultural.


La copa menstrual no es nueva, pero ha cambiado

Aunque fue en los años 80 cuando apareció la primera copa menstrual reutilizable, precedente de las actuales, el Museo de la Menstruación y Salud de la Mujer de Maryland, en Estados Unidos, muestra como ya existían rudimentarias copas menstruales desde 1867.

copas menstruales

Evolución de las copas menstruales (imagen de Intimina)

Tras una fase de cierta popularidad inicial, se desarrollaron diversas patentes, pero en los años 60 del siglo XX dejaron de producirse. “La copa no era rentable, en el mercado había falta de látex y no tuvo éxito comercial: para las mujeres era demasiado grande, rígida y pesada, además de la cuestión cultural que implica la manipulación de los genitales y las secreciones vaginales”, explican desde Lacopamenstrual, iniciativa con financiación de Triodos Bank.

Claro que las copas de entonces no tenían mucho que ver con las de ahora.

La evolución del diseño y de los materiales, con más de un centenar de marcas en el mercado, incluye modelos para todas las necesidades, teniendo en cuenta aspectos como la diversidad en la menstruación y haber sido madre, con tests para encontrar la más adecuada.

Cinco razones del cambio

Aunque las razones que comparten los promotores y las mujeres que las utilizan son múltiples, las principales podrían agruparse de este modo:

1. Salud

A diferencia de compresas o tampones, la copa “contiene, no absorbe”, por lo que no perjudica la flora vaginal, indica Eva Polio, cofundadora de Lacopamenstrual. Asimismo, ofrece seguridad sanitaria siguiendo sus instrucciones de uso, que incluyen esterilizarlas antes y después de cada menstruación, en agua hirviendo.

2. Medio ambiente

El uso de opciones desechables para la menstruación implica 6 kilos de residuos al año por mujer, que de media utiliza 11.000 tampones a lo largo de la vida. Son residuos que tardan siglos en degradarse. En contraposición las copas menstruales, según el modelo, pueden durar en buenas condiciones y con el mantenimiento adecuado 1, 5 o incluso 10 años.

3. Economía personal

Polio cuantifica en 600 euros el ahorro en productos de higiene íntima durante el período de vida de la copa, cuyo precio suele estar entre 20 y 30 euros pero compensa por su durabilidad. En este sentido, destaca que aunque la venta de este producto está experimentando un “boom”, en su opinión “no será nunca un gran negocio” equivalente a otros productos de higiene íntima, por su amplio tiempo de uso.

4. Practicidad

“¿Te acuerdas de la primera vez que usaste un tampón? Seguro que no fue fácil, pero con la práctica, ahora puedes hacerlo con los ojos cerrados. Pues la copa menstrual es lo mismo”, aseguran desde Lacopamenstrual.

5. Avance social

Para Polio, más allá del éxito de iniciativas como la de su pequeña cooperativa, animada inicialmente por la satisfacción personal de sus fundadoras como usuarias, el mayor avance que proporciona la copa menstrual es que “las mujeres se conozcan más a si mismas”.

En otros países, la copa representa un progreso social que puede llegar a cambiar la vida.

Un aliado de las mujeres en países en desarrollo

“Para las mujeres de países occidentales, es una opción sencilla y evita el engorro de la regla. Para las mujeres de países en desarrollo, puede ser una solución que cambie su vida“, afirma la escritora y viajera Sabrina Rubli en Cómo las copas menstruales están cambiando la vida en África Oriental.

copas menstruales y desarrollo

Copas menstruales y educación (imágenes de Femme International)

Para muchas niñas y mujeres, la copa es la única opción higiénica a la que pueden acceder y, por sus características, algunas organizaciones de cooperación están distribuyéndolas o fomentando su uso.

“A las estudiantes, una copa menstrual les permite asistir al colegio todos los días del mes”, teniendo en cuenta que “las chicas en Kenia se pierden una media de 4,9 días de escuela al mes por la menstruación”, explica Rubli.

Además, “las 12 horas de protección permiten a las mujeres seguir con su vida sin tener que preocuparse de la ubicación de las letrinas, un gran reto para muchas comunidades”, en las que aún existen riesgos especiales de higiene y de seguridad personal para las mujeres durante la menstruación.

¿A favor, en contra o todo lo contrario?

Voces a favor y en contra se elevan para dar su opinión de si las mujeres somos más o menos limpias al usar tampones y compresas o bien copas menstruales, esponjas o compresas de tela. No entraremos en esta polémica porque nos parece absurda. Desde nuestro punto de vista lo más importante es que el máximo de mujeres conozca todas las opciones que existen y que las pueda tener a su alcance, para así, poder elegir cuál o cuales de ellas prefiere usar”, defienden desde Lacopamenstrual.

Ideas-Somos-TriodosOtras opciones saludables y sostenibles


Responder a Ana Clic para cancelar respuesta.

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

+ Mostrar los 6 comentarios

Triodos Bank Hace 3 años

Buenas tardes: Antes el interés mostrado, compartimos un enlace de preguntas frecuentes sobre la copa menstrual, realizado por la iniciativa destacada en el artículo: http://www.lacopamenstrual.es/pyr/ Saludos.

Sandra Hace 3 años

Gracias por compartirlo, creo que es importante hacer difusión de éste tipo de productos y sobre todo informar adecuadamente ya que he escuchado bastantes barbaridades al respecto. Es una opción que comparto, limpia y sana ya no sólo para el medioambiente que le ahorramos miles de compresas a diario sino también por la nuestra. Dejo un enlace por si alguién le interesa: http://www.ecobebes.es/94-copas-menstruales

Felipe Hace 3 años

Soy hombre y por lo tanto quizás mi opinión no sea valida; pero me parece un producto antihigienico y creo que muy molesto . Vale que en la sociedad occidental se puede esterilizar después de cada uso, pero en el tercer mundo ?….

Respondiendo a Felipe
Ana Hace 3 años

Felipe, no es para nada molesto. Bien colocada, como los tampones, no se nota absolutamente nada, el espacio donde se aloja es suficientemente grande (hay tallas diferentes) y no tiene terminaciones nerviosas. La introducción de la copa es maña, nada más.
La sangre no es algo sucio, por lo que mancharse las manos un poco no es malo!!. y en cuanto a bacterias etc: las manos limpias y ya está.
y aunque obviamente se recomienda usar agua hirviendo, no nos obsesionemos con la desinfección. Cuando se tienen relaciones sexuales tampoco hay que desinfectarse antes de tenerlas. Ya tiene el cuerpo defensas.
Precisamente un tampón por su superficie más rugosa, al introducirlo o sacarlo puede causar microlesiones en la piel. La copa es lisa, de silicona, y puedes estar horas con ella sin miedo

María José Durio Fernández Hace 2 años

Yo la tenía y era muy incomoda de poner y eso q era para poco glujo

Las 10 vías de cambio personal y social más populares de 2016 | Blog Somos Triodos Hace 2 años

[…] 6. Copa menstrual: 5 razones de una opción en auge […]


+ Mostrar los 6 comentarios