Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Compras con valor sentimental

Si el consumismo está ligado a comprar, usar, tirar y volver a comprar sin más, el consumo responsable puede ser algo más que reducir estas compras impulsivas. Abre la oportunidad de “volver a los objetos que encierran un significado y son atesorados por su dueño”, como defiende la directora de moda sostenible del London College of Fashion, Dilys Williams, y recogíamos en Slow Fashion: vísteme despacio… 

De la insatisfacción que acaba generando el comprar por comprar, a veces animados por las ofertas, podemos pasar a ser más selectivos y decidirnos por prendas u objetos que no acabaremos olvidando al cabo de poco tiempo, desplazados por otra novedad. Destacamos compras que contienen los valores del consumo responsable y que, por su carácter único, podemos decir que incorporan también un valor sentimental para el comprador.

Teixidors

Equipo y productos de Teixidors

Único y hecho aquí

Hasta el 15 de septiembre, la iniciativa Spain Makes promueve desde el espacio comercial Las Rozas Village, en Madrid, el trabajo de “emprendedores creativos que, en tiempos de crisis, apuestan por diseñar y fabricar en España”.

Uno de sus participantes es Teixidors, productores de cortinas, bufandas, chales o corbatas de forma totalmente artesanal desde sus telares en una ciudad de tradición textil como Terrassa, en Barcelona. Tras su marca de calidad se encuentra, además, un proyecto social:  la integración social y la independencia económica de personas con dificultades de aprendizaje que trabajan en la confección de sus piezas únicas.

Otro buen ejemplo de elementos hechos para durar y que aportan algo más son los muebles personalizados de Madarvi, una carpintería-ebanistería especial situada en la localidad de Cercedilla, en la Sierra de Guadarrama. “Los muebles contribuyen en gran parte a la sensación de bienestar en el hogar”, explican desde esta otra iniciativa que, como la anterior, ha contado con financiación de Triodos Bank.

Artesanía comercio justoLa carpintería incluso anima a sus clientes al “trabajo en conjunto en el desarrollo de la idea” de cada encargo.

La suma de otras culturas

Descubrimiento de otras culturas y comercio justo es la receta de la Berbería del Sáhara y Sahel, una tienda de antigüedades, decoración y complementos de los pueblos nomádas del Norte de África, Oriente Medio y Asia Central.


Esta tienda en el centro de Madrid, regentada por la pareja que forman Marc Pons y Cristina Guillén, ofrece artículos atractivos y que también “acercan a los clientes los valores del comercio justo, la solidaridad y el conocimiento del patrimonio cultural de estos pueblos”.

Arte y discapacidad

Artesanía de papel maché elaborada por personas con discapacidad (Asprodes-Grupo Arca)

Arte diferente

Además de sostenibilidad, las piezas de arte a partir de objetos desechados o residuos, aportan un valor añadido artístico.

Lo saben los miembros de Drap-Art, una de las entidades pioneras en el llamado reciclaje artístico y que organiza anualmente un festival internacional especializado. Sus obras, como las de otras iniciativas similares, no esconden el origen residual de sus componentes sino que lo destacan, como un recurso expresivo más. ¿En una obra de arte reciclada hay más historia y emociones que en una nueva?

Otros valores añadidos particulares aportan el arte y la artesanía producidos por personas con discapacidad.

Realizados, entre otros, desde centros especiales de empleo que ayudan a la inserción sociolaboral de muchas de estas personas, su valor es de orden creativo y también social. “El arte no entiende de discapacidades, sino de sensibilidad y necesidad de expresión compartida”, sostienen desde la plataforma Artistas diversos, cuya iniciativa destacábamos en Artistas muy capaces, junto con diversas opciones para adquirir este tipo de arte.

En lugar de privación, el consumo responsable también puede ser todo un placer, ¿no le parece?