Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Cómo añadir valores al carrito de la compra online

¿Se imagina que al hacer clic en el botón de “Añadir al carrito” también agregásemos un trato digno a los productores o respeto al medio ambiente? Los servicios de compra online suelen ayudarnos a encontrar el producto más barato… pero no siempre van más allá.

Compra online con valores - Blog Somos Triodos

El cambio general de hábitos hace del consumo online responsable algo más que una opción. Cuando las compras por internet suman en torno al 10 % del total en Europa y se estima que representarán el 50 % en solo una década, comprar sostenible cuando estamos conectados es ineludible para conseguir un mundo más justo.


Consumo responsable a un clic

Espacios como la tienda online de Oxfam, con garantía de sostenibilidad y comercio justo, han aumentado de forma clara su oferta en los últimos años. El comercio de la ONG en internet -que cuenta con TPV online de banca ética para que sus clientes puedan completar sus compras- ofrece productos de alimentación, belleza, textil, ocio, papelería o incluso juguetes.

Además de la oferta de productos ecológicos que ahora están incorporando grandes superficies a sus espacios online, también están en internet proyectos que nacieron con el consumo responsable como meta. Es el caso de la iniciativa cántabra Hiperbio, que en su oferta suma productos de limpieza sostenibles a los clásicos de la alimentación, con una variedad que incluye opciones como las papillas para bebés ecológicas.

O L’Hortet del Baix, iniciativa lanzada en las cercanías de Barcelona como “una forma más justa de promocionar los productos del payés en un mercado donde su dedicación y esfuerzo no se suele reconocer” y que pone a un clic una oferta de alimentación ecológica de proximidad y de comercio justo. Iniciativas especializadas como Ecoviand de Brugarolas, con una tienda online de carne y pescado ecológico, o la tienda virtual de La Natural, con productos de cosmética y salud, amplían el abanico.

Asimismo, contribuyen a una economía más humana espacios online como Equimercado, de la Fundación Adsis, que promueve el comercio justo en países en vías de desarrollo y la integración de personas en riesgo de exclusión social en España, en línea con el resto de actividades de la organización.

Crece la nube de valores

Además de iniciativas como las nombradas, que completan su compromiso social trabajando con Triodos Bank, hay más síntomas de una conciencia creciente sobre la necesidad de que en “la nube” no se volatilice la responsabilidad, sino que se refuerce.

“Por fin llegan las etiquetas energéticas a las tiendas online”, se felicitan en Es Posible, la revista de la organización Ecología y Desarrollo (Ecodes). Desde el pasado enero se ha hecho obligatorio que los comercios online ofrezcan la misma información sobre el nivel de sostenibilidad de los electrodomésticos que en la tienda física, poniendo fin a los datos “confusos y difícilmente comparables” existentes hasta ahora, según Ecodes.

Aparte de resolver aspectos básicos como este, internet ofrece nuevas posibilidades comunicativas en favor de un consumo transformador. ¿Se crearán también comparadores de productos que busquen las mejores ofertas en términos sociales y medioambientales?, propone un artículo del blog Alterconsumismo. ¿Y un registro semanal de emisiones de carbono de nuestras compras, con sugerencias para saber cómo mejorar?, sugiere un análisis en The Guardian.

Todo ayudará a un consumo virtual para mejorar el mundo real. Sin olvidar una idea de Einstein: “hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad o la energía atómica: la voluntad”.