Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Cómo se hace una (buena) guitarra

Un día, alguien se dio cuenta de que su arco de caza también podía crear agradables sonidos. Con el paso del tiempo, se le acabarían añadiendo cinco cuerdas más, dando lugar a un popular instrumento.

Es una de las hipótesis sobre cómo se creó la guitarra, de cuya longeva existencia perviven restos arqueológicos en bajorrelieves de más de tres mil años de antigüedad en la actual Turquía. En ellos aparecen ingenios musicales similares.

Pero una buena guitarra no se hace en cinco minutos. Lo explican en este documental sobre cómo trabajan en Manuel Rodríguez & Sons, constructores toledanos de guitarras que han puesto sus instrumentos en las manos de artistas como Paco de Lucía o Eric Clapton. El secreto está en las maderas seleccionadas, indican desde esta iniciativa con financiación de Triodos Bank. Pueden llegar hasta la quincena para dar vida a una sola guitarra.

Azarosa fue la forma en que esta familia de luthiers de procedencia andaluza comenzó a producir guitarras allá por 1905. El desencadenante fue un accidente en la costa de San Fernando, Cádiz.


Construcción de una guitarra

Manuel Rodríguez, hijo del fundador de Manuel Rodríguez & Sons, construyendo una guitarra

El medio de vida inicial del fundador y guitarrista flamenco Manuel Rodríguez Pérez, como el de otros miembros de la familia, era la freiduría de pescado. Sin embargo, el naufragio de una fragata alemana llevó a los nobles de la zona a evitar el consumo de pescado durante meses.

Esto dio al traste con el negocio marinero pero fue el punto de arranque de la dedicación profesional de Rodríguez a la construcción de guitarras, al tiempo que proseguía su carrera como artista flamenco. Hoy, la empresa manchega construye diez mil guitarras anualmente, con exportación a la Unión Europea y países como Estados Unidos y Nueva Zelanda.

Guitarras en armonía con la naturaleza

Si la madera es esencial para construir una buena guitarra, por coherencia, algunas guitarras de calidad tienen en cuenta a la naturaleza. De forma creciente, constructores de guitarras utilizan madera FSC procedente de explotaciones forestales gestionadas de forma sostenible.

La elección de su instrumento es esencial para un músico, como nos explicaba el contrabajista profesional Roger Azcona, que buscó por toda Europa sus dos actuales contrabajos para encontrar los mejores adaptados a su personalidad como artista. Sin embargo, como criterio de selección adicional de instrumentos, ¿no habría que incluir también que estén en armonía con la naturaleza?