Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Tres palancas personales para el cambio global

¿Hay en España 12 millones de consumidores responsables? Es lo que sugiere un estudio reciente de Forética, que afirma que este número de personas son “sensibles a la sostenibilidad”.

Los sociólogos hablan de masa crítica para referirse a “la cantidad mínima de personas que hacen falta para que un fenómeno tenga lugar”. Si este 36 % de la población activase sus valores en su día a día, ¿no daríamos un paso de gigante hacia una economía y una sociedad diferentes, más humanas y sostenibles?

Cambio personal

“Muchos quieren cambiar el mundo, pero no a sí mismos”, León Tolstói (Imagen: Lovely Bicycle)

Aunque queramos cambiar las cosas, a veces cuesta ver claro por dónde empezar. En esta entrada, destacamos 3 palancas personales al alcance de cualquier ciudadano comprometido con un cambio global.


1. Transformar nuestras compras

Seis de cada diez consumidores españoles afirman, según el trabajo citado, que ante dos productos parecidos comprarían el elaborado de forma más responsable, aunque fuese más caro. Esto ocurre al tiempo que, por ejemplo, en nuestro país solo gastamos 67 céntimos por persona y año en productos de comercio justo.

La voluntad no va siempre acompañada de los hechos, pero los números también dejan claro el potencial de transformación social que la mayoría de ciudadanos tenemos por delante. “En Europa, la media de gasto por habitante y año en productos de comercio justo es de 10 euros”, explica la Coordinadora Estatal de Comercio Justo. Y no hay barreras insuperables: un país con una renta per cápita similar a la nuestra, como Italia, ha conseguido llegar a los 14 euros de gasto medio.

addasd

Gasto anual por persona en comercio justo en Europa (en euros)

Los precios no son un obstáculo para una cesta de la compra con valores. En productos como el papel higiénico, al elegir marcas que garantizan un papel de bosques sin tala ilegal y con una gestión responsable, identificables por el sello FSC, el precio no varía, según un estudio de ICADE. Este trabajo rompe otro tópico: los mayores compradores de productos con esta certificación forestal sostenible son personas “de clase media y media-baja”.

Igualmente, iniciativas como las marcas de moda sostenible nos llaman a replantearnos el concepto actual de precio. “¿Quién paga el precio de la moda barata?”, plantea un reportaje sobre abusos laborales. Desde la tienda de ropa infantil Biobuu, donde trabajan con Triodos Bank, creen que hace falta cambiar de hábitos y “tener menos para tener más”, con prendas con más garantías sociales y que duran más tiempo. “Nos hemos acostumbrado a un consumo excesivo y barato, un usar y tirar”, señalan desde Slowers, que produce alpargatas fabricadas en España con materias primas sostenibles.

2. Elegir transparencia

asdsa

Los servicios transparentes dan poder de decisión al ciudadano

Un 75 % de los ciudadanos pide más transparencia a la banca, según un barómetro especializado en el sector. Pero, también en este caso, no siempre pasamos a la acción. Por ahora, son 200.000 las personas que han decidido cambiarse a banca ética en España, 177.000 de ellas a Triodos Bank, donde son informadas de cuál es el destino de sus ahorros y saben que no se especula con ellos.

Surgen otras iniciativas diversas que ofrecen poder de decisión al ciudadano a través de la transparencia. Suministradoras de electricidad 100 % renovable para domicilios y empresas, como Gesternova o Som Energia, arrojan luz sobre qué tipo de energía estamos consumiendo. Con precios equivalentes o menores a los habituales, su servicio nos asegura que estamos promoviendo las energías sostenibles y no las contaminantes.

3. Consumir cultura

“Sin cultura no hay futuro”, defendía hace unos días el escritor Arturo Pérez-Reverte. Recientemente también conocíamos cómo en los últimos 5 años ha descendido en 100 euros el consumo cultural al año por persona en España.

asdas

El sector de la cultura es uno de los 3 con impacto positivo que financia Triodos Bank

La cultura en sus múltiples manifestaciones, como las exposiciones, el cine, el teatro, la música o la danza, cambia el mundo a la vez que nos divertimos y nos enriquecemos como personas. Participando en opciones muchas veces económicas, activamos cambios en cadena, al dar un pequeño empujón a iniciativas que hacen crecer los conocimientos y la conciencia social. “La cultura es lo único que nos puede hacer mejores”, afirma Pérez-Reverte, alertando de que, por el contrario, la incultura es uno de los mayores peligros para una sociedad.

¿Es esta tercera la palanca definitiva para un cambio profundo? Animamos a todos los lectores a compartir cuál es su visión sobre cómo mejorar la sociedad desde lo personal en los comentarios.


Responder a victorsnk Clic para cancelar respuesta.

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

+ Mostrar los 12 comentarios

wilfli Hace 5 años

Y triodos es…? Catalán, supongo

Respondiendo a wilfli
Triodos Bank Hace 5 años

Buenas tardes: Triodos Bank es un banco europeo fundado en Holanda en 1980 y presente en 6 países de Europa. En España trabajamos desde hace más de 10 años, con 20 oficinas en todo el territorio (www.triodos-bank-oficinas.com), la primera de ellas abierta en Barcelona. Saludos y gracias por su interés.

Respondiendo a Triodos Bank
andrea Hace 5 años

Y si planteais unos dias de actuaciones conjuntas de toda esta gente? Ej. El dia 16 d tal mes toda esta masa critica a comprar algun producto de comercio justo; el dia 29 a x productos ecologicos, etc. Seria taaaaan motivador ver las cifras logradas….

Respondiendo a andrea
Triodos Bank Hace 5 años

Hola Andrea: Gracias por participar en el blog y por la implicación personal. Puede ser una buena iniciativa, aunque desde Triodos Bank debemos centrarnos en nuestra función, que es promover una economía más humana desde la actividad de financiación con criterio social. Saludos!

Cristina Hace 5 años

Pues la verdad no tengo mucho que decir.. porque estoy absolutamente de acuerdo. Esos son mis tres pilares de actuación. Saludos.

Diego Díez Hace 5 años

La educación el gran pilar del cambio. Sin ninguna duda. Cambiando nuestra mente, cambiaremos el mundo…

Juana Hace 5 años

Estoy muy de acuerdo, en realidad estas palancas se podrían resumir casi en una: Dime lo que consumes y te diré tu compromiso en el camino para crear una sociedad más justa y sostenible. Al final nuestras estrategias de consumo son el motor del cambio. Si compramos en el mercado de agricultores, productos de comercio justo, ropa limpia, en las tiendas pequeñas de tu ciudad en lugar de los centros comerciales, energía ecológica y colaboramos (también consumimos) acudiendo a actos culturales estamos de verdad avanzando para crear otro mundo.

Cada acto de consumo es un paso para crear una sociedad más justa. En realidad tenemos el poder en la mano, solo es necesario que cada vez seamos más.

A veces también falta información cercana, porque los medios se comen todo lo verdadero. Por ejemplo ¿dónde se puede adquirir ropa limpia? ¿cuáles son las marcas que debemos evitar a toda costa?

Por supuesto falta compromiso de los productores, en todos los campos:
¿Los actos culturales podrían tener precios más asequibles (una entrada del Auditorio de Tenerife para escuchar música clásica puede costar 60 a 35 euros)?
Un libro se desecha a veces por las editoriales, simplemente se destruyen tras un tiempo ¿no podrían mantenerse, regalarse?
Un DVD/CD cuesta céntimos, una vez grabado no menos de 5 euros los menos, lo normal entre 10 y 20 ¿no sería posible disminuir los márgenes abusivos y vender más al tiempo que se disminuye la piratería y el fraude?

Gracias y un saludo.

Herbert Owen Hace 5 años

Respecto al primer punto, he intentado buscar ropa anti obsolecencia programada. Noto que cada dia la ropa que uno compra dura menos. Camisetas, jeans, sudaderas. Lamentablemente no he logardo encontrar nada en Europa. Solo un par de empresas en USA. Agradecería si alguien puede contribuir información sobre este tema.

Respondiendo a Herbert Owen
Francesc Marín Garcia Hace 5 años

Aquí y ahora la respuesta a ese debate es la ropa de segunda (o tercera) mano. También perder la vergüenza y plantear el problema a familia, amigos y conocidos. Los armarios de este mundo estan llenos de prendas condenadas a cadena perpetua. La gente se sorprende del diverso origen de mucha de la ropa que uso.

Pablo Hace 5 años

Bueno, por lo que leo veo que nos pasa lo de siempre, se nos va la fuerza por la boca. Nos gusta mucho hablar y también gritar, pero a la hora de la verdad, los gráficos nos muestran quienes somos y no quienes decimos que queremos ser. Llegar al la media europea de 10 euros por persona y año no parece un gran esfuerzo económico, pero si de educación y ahí es donde nos retratamos. Desgraciadamante, a día de hoy, somos más de tienda china que de comercio justo.

victorsnk Hace 5 años

Tambien sin ciencia no hay futuro, y yo, como cliente de Triodos Bank tambien me gustaría donar para la investigación médica con mis intereses. Se que hay mucha especulación en ese sector, pero seguro que hay de los que no especulan. Eso también es evolución. Lo mismo que puedo donar a entidades religiosas, también se podría donar con estos medios.

¿Consumo navideño? Que sea responsable | Blog Somos Triodos Hace 4 años

[…] posibilidades para ejercer un consumo responsable son cada vez más accesibles y 12 millones de españoles dicen estar dispuestos a adoptar criterios sostenibles en sus compras. Consumir de manera […]


+ Mostrar los 12 comentarios