Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Bolsas de papel para “una sociedad avanzada”

“Es lo mínimo exigible a una sociedad avanzada como la nuestra. El consumidor ha de tener la oportunidad de elegir si quiere usar bolsas de papel o de plástico. Que la vendan al precio que quieran, pero que le den la opción”.

Bolsas de papel de Vrio Pack - Triodos Bank

Eduardo Vázquez creó, a finales de los 70, una empresa dedicada ya por aquel entonces a la recogida de papel para su posterior reciclaje. Hoy, la lucha de su empresa, Vrio Pack, se centra en sustituir el plástico por el papel y en promover conciencia ecológica en el consumidor, en los proveedores y en ellos mismos. “Yo jamás cojo una bolsa de plástico. No tiene sentido que haya millones en la calle que no se reciclan”, sentencia.

Cada español consume 133 bolsas de plástico de media al año, lejos de las 4 de un danés y, afortunadamente, también de las 450 de un polaco, por ejemplo. De esta cantidad, ni la mitad son reutilizadas y solo el 10% acaba en los contenedores amarillos, lo que no es sinónimo de reciclaje: 1 de cada 3 sirve para fabricar otras bolsas, un 17% para producir energía y el 55% termina en un vertedero, donde tardan siglos en biodegradarse.


Todos estos datos, recogidos en el informe Desengancharse del plástico (Ecologistas en Acción, 2015) ponen de relieve la magnitud del problema en sociedades desarrolladas, más grave en países en los que los sistemas de recogida y clasificación de basura se encuentran en un estado más inicial. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente calcula que el consumo en España se ha reducido a la mitad en los últimos años, pero como indican las cifras, queda camino por recorrer.

Pioneros en el reciclado de papel

Vrio Pack - Triodos Bank“Empezamos en la recogida de papel para su reciclaje porque creíamos en ello, luego entramos en la distribución y en el año 2000 pensamos que la bolsa de plástico se tenía que acabar, era y es muy contaminante”. El primer paso que dieron los responsables de Vrio Pack, empresa que cuenta con Triodos Bank como entidad financiera, fue montar una máquina para elaborar exclusivamente bolsas de papel para el pan. “España era uno de los países del mundo en los que más papel se reciclaba, había que aprovechar la oportunidad”.

A partir de ahí llega la expansión, siempre con la mirada de reducir al máximo el plástico y utilizar más papel, “reciclable miles de veces y lo que se pierde en el proceso se convierte en compost”, explica Vázquez, tras rememorar la línea que ha seguido la firma hasta el presente. En su horizonte, conseguir que los supermercados ofrezcan una bolsas de papel como alternativa a las de plástico. “Igual que se ofrece una tipología de productos variada, ¿por qué no la posibilidad de elegir entre papel o plástico en la caja?”, se pregunta.

Crece la masa forestal

“En cuanto la materia prima original, el papel, he de decir que genera una economía enorme”, apunta el responsable, que además destaca la sostenibilidad de la industria en la actualidad. “Las diferentes certificaciones obligan a reforestar automáticamente lo que se corta, y la gente también lo hace como oportunidad de negocio”, aclara, antes de concluir: “El mejor ejemplo de que esto es así es mirar la masa forestal que había en España hace 50 años y la que existe ahora. La percepción general es que hay la mitad, pero en realidad hay más”. Este sistema regenera los bosques, crea masa arbórea que ayuda a que la contaminación sea menor y genera diferentes tipos de empleo.

Logo FSC - Triodos Bank

El respeto por el medio ambiente profesado por Vrio Pack se entiende al examinar su actividad principal y también al conocer de qué forma se lleva a cabo. “Disponemos de todas las certificaciones ISO relacionadas con el medio ambiente, así como el sello FSC y otros”, comenta el fundador, quien asegura además que solo trabajan con proveedores con conciencia ecológica y que en sus procesos siempre buscan la mejora en la misma línea. “Ahora estamos desarrollando un proyecto para cerrar cajas con cenefas de papel y lo implementaremos en cuanto consigamos las características que buscamos”, ejemplifica.

Con banca ética por un futuro mejor

“Trabajamos con este banco porque creemos que es una entidad justa, con la que se pueden firmar acuerdos confortables para ambas partes y que, además, defiende un futuro como el que promovemos nosotros”, comenta Vázquez. La empresa que dirige ha obtenido financiación de Triodos Bank para la instalación y puesta en marcha de nuevos equipamientos que le permitan llevar a cabo su actividad con el mayor índice de sostenibilidad posible en todos sus procesos.


¿Qué opina sobre "Bolsas de papel para “una sociedad avanzada”"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

Eduardo Hace 3 años

Creo en el derecho a elegir entre papel y plástico al comprar la bolsa en el Supet

Xavi Hace 3 años

Aunque los envases y bolsas hay que evitarlos al mínimo, siempre serán necesarios, así que hay que optar por las opciones más sostenibles para esos casos. También es genial ver cómo incluso alguien que produce bolsas de plástico, puede adaptar su actividad a las necesidades sociales y ambientales, como en este ejemplo. Muy interesante, toda la economía podría ir por este camino, es cuestión de voluntad de las empresas y de nosotros los consumidores.

pepe Hace 1 año

Muy buen artículo. En la empresa en la que trabajo “Novogal Bolsas” fabricamos bolsas de papel y plástico y son los propios usuarios los que están haciendo que cada día se vendan más bolsas de papel y de tela…