Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close

Cómo los “baños de bosque” pueden mejorar nuestra salud

No lo dice solo el saber popular. La investigación médica está demostrando que un paseo por el bosque nos hace sentir mejor y también puede mejorar nuestra salud, en particular en espacios forestales con árboles de edad avanzada. Pero, ¿qué es en concreto un “baño de bosque”?

Baños de bosque

Paseo por un bosque de bambú en Arashiyama, Kyoto (CC-BY-2.0)

Procedente de Japón, donde cuenta con dos millones de seguidores y centenares de kilómetros de itinerarios para ello, esta práctica ha llegado recientemente a España.

Destacamos sus beneficios y dónde se realiza ya, impulsada por una universidad, una ONG conservacionista y propietarios forestales que colaboran. Unidos, están demostrando que se puede mejorar la calidad de vida de las personas a la vez que salvamos nuestros bosques más valiosos.


Beneficios de los “baños de bosque”

Del japonés shinrin-yoku, los “baños de bosque” tienen “resultados tan significativos que desde 1985 el gobierno japonés impulsa una red de bosques con el objetivo de reducir el gasto en sanidad a medio plazo, y sus médicos prescriben estos paseos como medida preventiva al desarrollo de determinadas enfermedades”, explican desde la ONG Acciónatura, que impulsa el proyecto “Selvans, bosques terapéuticos” en espacios boscosos maduros de Girona.

asdasda

Imagen del proyecto ‘Selvans, bosques terapéuticos’

Cuando los árboles tienen una edad muy avanzada, generan unos aceites esenciales para protegerse de los insectos, hongos y bacterias. En las personas, según Jaume Hidalgo, responsable del proyecto y miembro del Institut de Medi Ambient de la Universitat de Girona, cuando los inhalamos activan el sistema inmunitario, que lucha contra determinados virus y tumores.

Los promotores también defienden que el paseo por bosques maduros ayuda a regular el cortisol, causante del estrés, a reducir la presión arterial o incluso la glucosa en sangre, así como a aumentar la secreción de serotonina, neurotransmisor clave, como afirma el doctor Secundí López-Pousa, jefe de Neurología del Hospital Josep Trueta de Girona. Este hospital, entre otros, también ha llevado a cabo un ensayo clínico con resultados prometedores en pacientes de fibromialgia que han participado en la iniciativa.

¿Y de qué forma ayudan a proteger la naturaleza?

Animada por el conocimiento acumulado en países como Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, la entidad Acciónatura defiende replicar esta iniciativa de Girona “en el resto del territorio catalán y, en cuanto sea posible, también en el resto de España”. Hasta el momento, ya han organizado 2 itinerarios terapéuticos en Girona y están diseñando 4 más en Barcelona, 3 en Tarragona y 3 en Lleida, con la colaboración de la Xarxa de Custòdia del Territori (XCT) y de la Fundación Biodiversidad.

En primer lugar, el proyecto identifica estos espacios, donde coinciden la necesidad de preservarlos por su alta biodiversidad con el valor como itinerarios terapéuticos. A continuación, para desarrollar una gestión sostenible, cualquier ciudadano o empresa puede implicarse a través del programa Compensa Natura, que permite la compra colectiva de terrenos con pequeñas donaciones.

Igualmente, el programa promueve los llamados acuerdos de custodia con propietarios forestales. “En estos acuerdos, la propiedad no espera una compensación económica inminente, pero queremos trabajar para que a medio plazo los propietarios tengan ciertas ventajas fiscales o de otro tipo, como puntuación añadida en la solicitud de ayudas forestales o del medio rural”, explican desde la iniciativa, que se enfoca como un complemento de otras estrategias de desarrollo rural sostenible.

Por qué acercarse a la naturaleza en otoño

La vida moderna, a veces alejada de la naturaleza, nos hace perdernos mucho de lo que esta nos aporta. Incluso se habla de un supuesto síndrome de déficit de naturaleza, fenómeno en discusión pero que apoyan múltiples profesionales.

Wildfeuer

¿Vamos al bosque a coger castañas? (Imagen de Wildfeuer – CC BY SA 3.0)

Es una patología que suele aparecer cuando una persona está en desconexión permanente con la naturaleza y que provoca un aumento de estrés y ansiedad”, según José Antonio Corraliza, catedrático en Psicología Ambiental de la Universidad Autónoma de Madrid, que, como otros especialistas, lo vinculan a obesidad, enfermedades respiratorias, hiperactividad o falta de vitamina D.

En otoño, además de simplemente acercarse al bosque o al campo, se están recuperando actividades tradicionales como recolectar setas o castañas como “actividades lúdicas” no guiadas, ocio sostenible organizado o acciones educativas dirigidas a los pequeños.


El impacto de la banca ética en el medio ambiente

Triodos Bank, dentro de su trabajo como entidad financiera especializada en el apoyo al sector medioambiental (al que destina el 44% de su cartera de crédito), ha otorgado financiación a entidades de referencia como la Xarxa de Custòdia del Territori y Acciónatura.

Asimismo, con el objetivo de promover el emprendimiento sostenible, mantiene un convenio con la Red Emprendeverde de la Fundación Biodiversidad que facilita apoyo a este tipo de iniciativas.


¿Qué opina sobre "Cómo los “baños de bosque” pueden mejorar nuestra salud"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

Mijefe Hace 2 años

Vaya, ahora resulta que coger castañas va a ser una actividad “new age”. Ya me temo la nueva sección de Decathlon, “equipamiento para recogida de castañas”, donde encontrarás los must-haves para ir a por castañas, si ya te has cansado del nordic walking y el running.

Respondiendo a Mijefe
Green dreamer Hace 2 años

Quizás no sea una “new age” quizá sólo sea recordar que es verdaderamente importante.

A mi las grandes corporaciones me importan un pepino. Pero si se incentiva a la gente para hacer deporte y a entrar en contacto con la naturaleza, más allá de sus propios intereses… No todo tiene porque ser negativo. Hay que aprovechar esas corrientes de forma sinérgica.

Un saludo verde 😉

Eva Grijalva Hace 2 años

Solo es fundirte con la naturaleza, tú y ella en un abrazo fraterno sin más necesidad que encontrar tranquilidad

Respondiendo a Eva Grijalva
Mercè Hace 1 año

Tienes toda la razón, Eva, no puedo estar más de acuerdo contigo ..