Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Leer más.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close


Economía para todos

“De la misma forma que el 99 % de los que tienen un permiso de conducir no conocen el motor del coche que conducen, es posible tener un permiso de conducir nuestros ahorros sin ser economista o analista financiero”, afirma Francisco Álvarez, uno de los principales promotores de la llamada Economía del Bien Común.

La necesidad o no de un mayor conocimiento ciudadano de la economía es un debate candente. En este sentido, Álvarez, exvicepresidente de la Bolsa de París, es también mentor de Okonomia, “Escuela Popular de Economía” que se propone ayudar a los ciudadanos a “adquirir los conocimientos necesarios para apropiarse de sus decisiones en materia económica”.

Impulsada a través de una iniciativa de mecenazgo ciudadano, esta escuela en el barrio valenciano de Benimaclet aborda el manejo de las finanzas domésticas, el consumo responsable o la emprendeduría social con un método de trabajo particular. Los propios alumnos “producen conocimiento” a partir de su experiencia personal y ayudados por “facilitadores” formados previamente en economía y pedagogía.

Buscando respuestas reales a la crisis

“Lo que hoy vivimos es el resultado de la gestión personal de nuestra economía doméstica y de la gestión de aquellos agentes económicos que tienen capacidad de afección sobre nuestras vidas. Si queremos salir de la sensación de impotencia ante el sistema económico lo primero que debemos hacer es construir nuestro conocimiento en esta materia”, explica Raúl Contreras, cofundador de la entidad de innovación social que impulsa Okonomía, Nittúa, cliente de Triodos Bank.

Aprender a usar el dinero desde el colegio

Educación financiera desde pequeños

La organización Personal Finance Education Group ha promovido con éxito la educación financiera en Reino Unido desde la adolescencia.

En Reino Unido, las escuelas públicas incluyen cómo utilizar mejor el dinero en dos asignaturas, Matemáticas y Citizenship Education, cursada por adolescentes de entre 11 y 16 años de edad.

“La educación financiera es esencial para equipar a los jóvenes con el conocimiento, las habilidades y la confianza que necesitan para poder administrar su dinero correctamente”, sostiene Tracey Bleakley, directora de Personal Finance Education Group, organización destacada en la campaña a favor de la educación financiera en la escuela, y que también promueve otras herramientas pedagógicas como el juego Ethica, sobre finanzas éticas.

Es la misma idea que defienden otras voces conocedoras del sector financiero y de sus excesos, como la del también británico David Wright, responsable de la Organización Internacional de Comisiones de Valores, el organismo que coordina a nivel internacional las entidades supervisoras de bolsa. “En la escuela se enseñan muchas cosas: gimnasia, manualidades, religión… También deberían explicar qué es el dinero y por qué es importante”, mencionaba como una de las lecciones básicas de esta crisis en una reciente entrevista a El País.

Pero, ¿qué educación financiera?

Imagen video Triodos Bank en 1 minuto

¿Y el impacto social de nuestro dinero?

La perspectiva de Wright sobre cómo debería ser esta mayor educación financiera difiere seguramente de la de personalidades como Arcadi Oliveres, otro de los mentores del proyecto Okonomía. Para el economista y presidente de Justícia y Pau, organización defensora de los derechos humanos, “los actuales modelos mayoritarios de enseñanza de la economía, tanto en las facultades como en las llamadas escuelas de negocios, no parecen querer contradecir los principios de la libre competencia, del lucro, de la maximización del beneficio y del crecimiento insostenible.”

Por su parte, Joan Antoni Melé, miembro del Consejo Asesor de Triodos Bank está convencido de que “lo que falta es cultura financiera ética”, como afirmaba en un reportaje sobre “alfabetización financiera” en el diario Cinco Días. “Conocer qué está haciendo la entidad con mis fondos. ¿Adónde van? ¿Para qué se usan? Cultura financiera es saber que el dinero siempre está activo en el mundo generando una realidad u otra. Entonces debes preguntarte: ¿Cuál es la que quiero ayudar a construir?”, defiende Melé.

Si es cierto que la educación decide el futuro, el resultado del debate sobre la educación financiera puede moldear el mundo en los próximos años. ¿Quiere participar en él?


¿Qué opina sobre "Aprender a conducir… nuestros propios ahorros"?

Introduzca un comentario

Por favor, introduzca su nombre

+ Mostrar los 13 comentarios

Dreamer Hace 7 años

Dudo mucho de que tengamos que convertirnos ahora todos en unos brokers. Casi sería peor! Pero me da mucha envidia la iniciativa en Inglaterra. Aquí igual no les interesa tanto que empecemos a educarnos y a abrir los ojos sobre el dinero…

Ingrid Astiz Hace 7 años

Felicitaciones por su trabajo!

Desde Argentina, aporto mi granito de arena generando contenidos sobre el dinero: http://www.fuerzatres.com/search/label/Dinero

Espero que poco a poco, seamos más los que queramos traer aire fresco a este tema.

Un cordial saludo, Ingrid

Maribel Hace 7 años

Muy interesante el post. ¡¡Muchas gracias!!

Sonia Hace 7 años

Brokers no, pero más conocimientos sí debemos tener para que no nos pillen en otra así. Hay que olvidarse de confiar en que el banco nos va a orientar sobre la mejor opción de inversión o crédito y directamente saber bien lo que uno contrata.

Alexandra Santos Hace 7 años

Muchas gracias por ayudar a difundir la Economía del Bien Común, una economía con futuro!

Para vuestros lectores, informarles que somos ya 22 campos de energía en España (impresionante, si tenemos en cuenta que la primera charla sobre el tema en nuestro país se dio hace tan solo 1 año), y estamos encantados de que os sumáis para colaborar (de forma voluntaria, eso sí) en el que esté más cerca de vuestra zona.

Para más información: http://www.gemeinwohl-oekonomie.org/es/feedback-medien/pressematerial/

Porque otro mundo es posible! 😉

Vigher Hace 7 años

Me parece muy bien que se enseñe economía siempre es bueno tener, cultura, conocimientos en general, otra cosa es la especialización.Por mi edad (57), se que las reglas son cambiadas según convenga, por ejemplo: hace tiempo, el dinero que circulaba estaba relacionado con las reservas de oro del país , ahora todo es papel o plástico y no se sabe su verdadero valor .De lo que aprendí solo me han servido las cuentas de los viejos : no dan duros a cuatro pesetas , que no hay que gastar mas que se gana etc,etc..,eso es inamovible.
De todas maneras me parece bien que se enseñe la economía real claro.
Espero que no enseñen a especular,que el mercado ya esta saturado .

Josep Ribas Hace 7 años

Aprendre economia cada dia es més necessari en especial per els joves,tenim un mon que sense coneixements et prenen el pel i els pocs diners que tenim.
Sabir
28-02-2013

Pborsten Hace 7 años

Qué alegría ver que, al menos en algún lado, se plantea que para cambiar el estado de las circunstancias actuales hay que acordarse de educar a los hijos, además de como personas conscientes y responsables, dándoles herramientas para superar los errores obsoletos de nuestra sociedad. Ánimo!

Fernando Hace 7 años

Lo más urgente es que el consumidor aprenda y realice un consumo que cree empleó local o de proximidad.
Consumo de economía local.
IQS Hay que crear un impuestos de equivalencia social.

Para frenar la carrera de fabricar fuera, explotando a la gente, con este impuesto grabaríamos los productos de países que no hay un sistema similar al nuestro.
http://www.facebook.com/pages/Yo-consumo-productos-Españoles/199195396759194?ref=hl

Triodos Bank Hace 7 años

Hoy El País también publica un reportaje sobre el debate de la educación financiera, que “cobra intensidad en España”: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/03/11/actualidad/1363030947_970160.html

¿Fin de la confianza en el banco de toda la vida? | Blog Somos Triodos Hace 6 años

[…] un permiso de conducir no conocen el motor del coche que conducen, es posible tener un permiso de conducir nuestros ahorros sin ser economista o analista […]

Aprender qué hacen con nuestro dinero… desde pequeños Hace 6 años

[…] financiera, en este caso con programas del Ministerio de Educación y siguiendo la estela de países donde esta temática ya se ha incluido en el currículo ordinario de todos los […]

Aprender qué hacen con nuestro dinero… desde pequeños Hace 5 años

[…] financiera, en este caso con programas del Ministerio de Educación y siguiendo la estela de países donde esta temática ya se ha incluido en el currículo ordinario de todos los […]


+ Mostrar los 13 comentarios